Alfonso Celemin

PENALTYEXPULSION

LA FLOR DE VINICIUS AYUDÓ AL REAL MADRID 

3 noviembre, 2018

       La fortuna que le faltó en algunos partidos al Real Madrid, la encontró contra el Valladolid al que finalmente y tras un ejercicio de tortura ganó por 2-o con la suerte como gran aliada.    El Madrid del nuevo técnico que dicen va de temporal, pero que creo y sería hasta bueno que siguiese hasta final de temporada, Santiago Solari, no jugó bien, pero ganó. Un triunfo que era imprescindible después de todo lo que ha llovido en la Casa Blanca. Después de cinco jornadas sin ganar, una derrota hubiese sido dramática para la suerte de este Madrid que sigue en la unidad de cuidados intensivos (UCI).

   Un chaval de 18 años llamado Vinicius,a falta de algo más de diez minutos salió al terreno de juego y cambio la suerte y la cara del partido. Es indudable que el brasileño tiene estrella. Tiene algo que necesitaba su equipo como el comer, y esa es que la diosa Fortuna le quiera. Nada más salir tiró una diagonal buscando un centro o vaya usted a saber qué, pero el caso es que su centro-tiro golpeó en la espalda de Oliva, lo desvió y llegó el 1-0, que fue más que celebrado en un Santiago Bernabéu que había entrado ya en el estado de angustia.

     Vinicius, cambió la dinámica de un triste Real Madrid que hasta entonces era un vivo retrato de sus últimas actuaciones. Era un encefalograma plano, con un fútbol soso y sin enjundia. Fue entrar el joven Vinicius, y cambió el panorama. De momento ofreció lo que no hace el resto: Verticalidad , dinamismo y sobre todo alegría en este Madrid que hasta entonces estaba mustio, con Bale a la cabeza,un jugador incapaz de tomar responsabilidades.

   Con mucha suerte, ese gol de carambola de Vinicius cambio radicalmente al Real Madrid, sobre todo a Benzema que se activó de forma asombrosa. El francés que por entonces parecía otro jugador , le hicieron penalti que se encargó de transformar de forma magistral, el denostado Sergio Ramos, que tuvo que aguantar la repulsa de la afición madridista que no le perdona que no haya sabido comportarse como un auténtico capitán.

  Sea por suerte o no, la verdad es que Vinicius convirtió a un equipo melancólico en otro bien distinto. Por la derecha, por el centro, en vertical, siempre buscando el gol que es lo que hace falta ahora. Así llegó el 2-o, con ese penalti a Benzema que de un plumazo resucitó del tedio. Un 2-o, a todas luces excesivo ante un valiente Valladolid que mereció mejor suerte después de dar dos balones en el travesaño. Primero fue Alcaraz, y después Toni los que malograron esas ocasiones para haber puesto el Bernabéu patas arriba. Los palos a los que tantas reclamaciones ha hecho el Madrid evitaban una hecatombe.

  Y es que el partido del Real Madrid fue malo en términos generales y Solari pecó de poco valiente porque volvió apostar por los mismos jugadores que Julen Lopetegui. Se ve que la jerarquía del vestuario se impuso ante el nuevo entrenador que incluso cambió su sistema, pasó del 4-2-3-1 que utilizó en Melilla al 4-3-3 del anterior técnico.

    Todos pensamos que al Madrid de Solari le faltaba rebeldía. Salvo los lesionados fueron los habituales con la misma disposición táctica. Resultado, un Madrid triste con aire cansino y muy previsible. Era el Real Madrid que llevaba cinco jornadas de liga sin ganar.

  De un paupérrimo primer tiempo, se pasó a un mal segundo periodo donde el Valladolid se agigantó para poner contra las cuerdas a los blancos que por entonces estaban recibiendo la reprobación de un Santiago Bernabéu que bastante paciencia está teniendo con su equipo.

  Solari tras el descanso, hizo mínimos cambios: Asensio pasó de la banda izquierda a la derecha y Bale se fue a la izquierda, pero nada cambió porque Asensio no está y a Bale le siguen esperando. El galés está para una buena ración de banquillo.

   Los cambios eran necesarios para agitar a este Madrid sin chispa. Isco entró por un insulso Casemiro más lento que el caballo del malo; luego entraron Lucas Vázquez y Vinicius por Asensio y Bale, que fue despedido con una gran pitada que tiene bien merecida.

 Con la entrada de Vinicius, como ya hemos contado todo cambió,hasta la suerte. Ante el Valladolid fue un hecho evidente. El Madrid jugando igual de mal que antes, en diez minutos ganó un partido que el Valladolid tenía bien controlado y que muy bien pudo ganar. Puede que sea la flor de Solari que se vistió de Zidane.

 Que el nivel de este Real Madrid lo marque el hecho de que un chaval de 18 años llamado Vinicius sea la gran esperanza blanca, da que pensar muchas cosas.

   La victoria la necesitaba el Real Madrid de forma desesperada. Una derrota hubiese sido trágica para muchos que estaban en el palco, sobre todo para Florentino Pérez, a quien ya muchos señalan como el gran culpable. No les falta razón.

  Solari, eventual o no, tiene mucho trabajo por delante en este equipo con tanto candidato al balón de oro. Tal vez por esta circunstancia y por los últimos títulos conseguidos, los jugadores se han acomodado y no tienen hambre. El problema no es el entrenador. El gran problema del Real Madrid está más arriba


 SE LES DEBERÍA CAER LA CARA DE VERGÜENZA  SOLARI LE CAMBIA LA CARA AL REAL MADRID
 SE LES DEBERÍA CAER LA CARA DE VERGÜENZA 
SOLARI LE CAMBIA LA CARA AL REAL MADRID

responder


Notice: Undefined index: cfg in /var/www/vhost/penaltyexpulsion.com/home/html/wp-content/themes/forte/comments.php on line 67


Notice: Undefined variable: cfg in /var/www/vhost/penaltyexpulsion.com/home/html/wp-content/themes/forte/scripts/crypt/cryptographp.fct.php on line 24

Notice: Undefined variable: reload in /var/www/vhost/penaltyexpulsion.com/home/html/wp-content/themes/forte/scripts/crypt/cryptographp.fct.php on line 24

Notice: Undefined variable: reload in /var/www/vhost/penaltyexpulsion.com/home/html/wp-content/themes/forte/scripts/crypt/cryptographp.fct.php on line 24

Notice: Undefined variable: cfg in /var/www/vhost/penaltyexpulsion.com/home/html/wp-content/themes/forte/scripts/crypt/cryptographp.fct.php on line 24

Penaltyexpulsión | Un blog de futbol por Alfonso Celemin
©2013