Alfonso Celemin

PENALTYEXPULSION

Archivo Mensual: octubre 2019

EL PLAN B DE ZIDANE FRACASÓ

El Real Madrid, jugando de una forma impersonal y anodina, entregó el liderato en la isla de Mallorca donde perdió por 1-0, gol marcado a los ocho minutos por Junior Lago ante la complacencia de la defensa blanca y más concretamente de Odriozola, que tuvo una noche negra (en la recta final del encuentro fue expulsado por doble amarilla). Quedaba todo un mundo, pero el equipo de Zidane que echó mano del plan B, fue incapaz de superar esa adversidad porque la alineación del técnico francés tuvo muchas anomalías. Era un equipo muy desequilibrado Por miedo a la Champions (se la juega contra el Galatasaray) Zidane alineó un equipo lleno de suplentes pero también muy mal estructurado con jugadores que no están para ser titulares. Como consecuencia de esta osadía del técnico francés, el Madrid se descompuso frente a uno de los rivales más flojos de la liga, pero que estuvo muy bien organizado. En el Mallorca no hay figuras ni divos, pero si trabajo. En el Real Madrid, permítanme que diga que hay de todo, menos trabajo y criterio. La liga ya camina por su décima jornada y en el equipo blanco queda mucho trabajo por hacer. Mal pinta la cosa. Sin Modric, a quien dejó en Madrid, y Kroos (lesionado) el único centrocampista puro era Casemiro ya que Valverde estaba en el banquillo. Isco y James eran los acompañantes del brasileño, dos jugadores medias puntas que no saben ser volantes, por lo que Casemiro estaba más solo que la “una” donde se cuece el fútbol, que es en el centro del campo. Ni Isco dio salida al balón ni equilibrio. Perdido. James se fundió. Dos jugadores que tenían una oportunidad para reivindicarse fueron víctimas de un planteamiento desastroso de Zidane, que volvió a equivocarse en lo táctico y ya van unas cuantas veces. Si a esto añadimos que Isco parece un ex futbolista, se explicará que el Mallorca a base de pundonor y energía le diese un repaso en la primera media hora. Marcó y a defender a muerte. El jugador malagueño no está para ser titular en el Real Madrid ni en cualquier otro equipo que se precie. Juega al trote, sin ganas siendo más una rémora que una solución. Pero Zidane, sigue erre que erre con Isco que lleva tiempo sin estar. Por no hablar de Jovic, que no compareció en Son Moix. No le contabilice ningún remate, ni desmarques ni nada de nada. Su apatía es de escándalo. Vinicius, aún preso de una fuerte ansiedad, al menos lo intentó y tuvo algunos destellos pero sin culminación. Tiene un defecto, es muy individualista y más de un compañero se lo reprochó. Benzema, que fue uno de los que le llamó la atención, estuvo en su isla, muy mal acompañado. Siempre intentó dar el mejor pase y lanzó un balón al larguero, pero el francés es más artista que rematador. El Madrid necesita un hombre gol. Sin remate es imposible ganar y sin encima hay cierto caos y falta de equilibrio táctico, pues se entiende la primera derrota liguera del Real Madrid que pierde el liderato en favor de su máximo rival, el Barcelona que ya le supera en un punto. “Si queremos hacer este año cosas importantes tenemos que meter más vida”, declaró Zidane tras el partido frente al Mallorca. Añadiría algo más: Más trabajo y más rigor táctico. El equipo sigue estando muy mal trabajado y esto es culpa de la parte técnica. El plan B  de Zidane fracasó en Mallorca. No se deben hacer pruebas cuando está en juego el liderato, teniendo en cuenta que no cuentas con jugadores de garantías. La plantilla del Madrid actual, no es la de hace cuatro años cuando se ganó la liga con la gran aportación de la segunda unidad. La realidad es que la plantilla del Madrid está desequilibrada. Se ha quedado corta de efectivos en el centro del campo (Casemiro no tiene sustituto y va a reventar). Por esta causa, el remiendo que encuentra Zidane cuando echa mano del plan B es meter a Isco en el centro del campo y a James por la banda derecha, por lo que pierden todo su potencial, aunque Isco ha perdido todo hace tiempo. Dicho esto, y reconociendo que el Madrid ofreció muy poco, jugando con cierta comodidad al principio del encuentro para terminar con un juego muy confuso cuando buscaba el empate, hay que decir que él VAR con el equipo blanco estuvo en Bar. En los últimos 10 minutos de partido, y antes en una jugada con Casemiro, se han producido 3 acciones de penalti en el área del Mallorca y en ninguno de ellos se ha producido una parada del juego para analizar la situación con el VAR. Nada que decir de la expulsión por doble amarilla a Odriozola. Pero se ha incumplido con la nueva normativa de fútbol y no da que pensar. Lo justo es analizar y darle al árbitro la posibilidad de revisar la jugada. Alguno ha sido muy claro, como el agarrón a Ibrahim. Conclusión, el Barsa ya es líder.


EL R.MADRID SE ABONA AL SUFRIMIENTO

    El Real Madrid, pase lo que pase en la octava jornada liguera, va a llegar como líder al paréntesis por los partidos internacionales de las distintas selecciones. Los de Zidane ganaron 4-2 al Granada y se colocan con 18 puntos al mando de la clasificación.  Ganó con muchas luces, las que ofreció en el primer tiempo; y con sombras, los últimos 30 minutos del segundo periodo, donde el Granada llegó a ponerse a tiro de piedra al colocarse a un gol de los blancos que por entonces iban ganando cómodamente por 3-0, con goles de Benzema al inicio del partido, con un pase de auténtica delicateseen de Bale;Hazard al borde del descanso y Modric, un auténtico golazo que colocó por la escuadra, en el segundo periodo.    Pero, entonces llegaron las sombras con un periodo de desconcierto defensivo y de Areola que pagó su exceso de confianza con un penalti absurdo que particularmente me resultó muy riguroso (no digo que no lo fuese), pero que un colegiado como el que le tocó en turno al Madrid, señaló sin ningún tipo de dudas. Llega hacer Courtois lo que hizo Areola, y lo crucificamos. En general estamos siendo muy duros con el portero belga. Creo hay una campaña en su contra.    El caso es que la pena máxima la materializó Machis y aparecieron los nervios del propio Areola y de la defensa madridista, que propiciaron un saque de esquina del que se aprovechó el equipo nazarí para poner el 3-2 por obra de Domingo Duarte.    A pasar de que el Granada se ha mostrado como un equipo competitivo, los dos goles de su casillero fueron demasiado premio para el juego que había desarrollado. James, que salió por Bale, puso las cosas en su sitio con el definitivo 4-2, en una buena jugada comandada por Odriozola, que jugó como lateral derecho, desplazando a Carvajal a la banda izquierda por la ausencia de laterales izquierdos, todos lesionados. Por cierto, que jugó mejor que cuando lo hace por la derecha.   Fue un triunfo justo y merecido del Real Madrid, pero no obstante sigue siendo un equipo poco consistente que produce cierto desconcierto. Una muy buena primera parte y tres goles de ventaja no fueron suficientes para que viviese un partido tranquilo.     El Granada, sin hacer nada del otro mundo,se enganchó al partido por un exceso de confianza de Areola,portero titular, por ese penalti infantil; y en una salida en falso que trajo consigo un saque de esquina, que posibilitó que el equipo nazaríe recortase distancias, llevando los nervios a la grada. La portería del Madrid sigue en una encrucijada    El gol de James, que significaba el 4-2, al filo del último minuto, despejó la angustia del Bernabéu que jaleó al colombiano, que fue suplente. Algo poco entendible, si tenemos en cuenta que se merece más minutos que un Isco que salió también en el segundo periodo sustituyendo a Hazard en el 68, mientras que James lo hizo en el 82 por Bale. El rendimiento de uno y otro fue como el del día a la noche. Isco, lo siento, no está para jugar en estos momentos. Está lento y hasta apático.   De los cuatro goles del Real Madrid, el más celebrado fue el Eden Hazard que era el 2-0, instantes antes de llegar al descanso. Es su primer gol en competición oficial y le debe servir para quitarse esa presión que venía arrastrando, de no responder a las expectativas que ha generado su fichaje como máxima estrella.   Hazard, marcó su primer gol en liga pero el jugador más destacado fue Fede Valverde, quien a fuerza de pundonor y lucha recuperó un balón que sirvió al belga para marcar su primer tanto como jugador del Madrid en competición oficial. Eso sí, Hazard definió con maestría. Con este tanto, los madridistas esperan el despertar de su nueva estrella.    El uruguayo Valverde, fue el auténtico protagonista del partido. Fue un auténtico muro en el centro del campo, aliviando en las labores de destrucción a Casemiro. Fede Valverde que también colaboró en el golazo por toda la escuadra de Modric, luchó en la presión y en la disputa de cualquier balón en todas las zonas del campo. Hasta le sobró fuerza para ayudar en el ataque. El joven uruguayo, que se está quitando la timidez de encima, fue lo que se denomina el centrocampista total. Hay que darle más minutos, e incluso, la titularidad.   El Real Madrid ganó, pero de nuevo le tocó sufrir. Al equipo de Zidane le sigue faltando consistencia defensiva y más contundencia arriba para cerrar los partidos que se le complican de forma inexplicable. El caso es que ganó haciendo un excelente primer tiempo para terminar remando con cierta dosis de sufrimiento en el segundo periodo, pero la victoria nadie se la discute, como el liderazgo.        


EL REAL MADRID REGRESA AL LADO OSCURO

La Champions, la tabla de salvación del Real Madrid en las últimas ediciones, se está convirtiendo esta temporada en un auténtico infierno. El equipo belga del Brujas estuvo a punto de mandarle a la hoguera cuando en el descanso ganaba por 0-2 ante la sorpresa del Bernabéu que no daba crédito a lo que estaba viendo. El Real Madrid volvió a las andadas, a su lado más oscuro al realizar un primer tiempo decepcionante en todos los sentidos.   Luego en el segundo tiempo limitó algo el desastre,empatando a dos y sacando un punto que le da aún posibilidades de clasificarse para octavos. Pero,eso sí, sin margen de error. Una derrota o más pérdidas de puntos y acabará en febrero jugando la Europa Ligue, para escarnio de sus rivales. El Brujas, con un juego muy simple pero cargado de velocidad y cierta fortuna aprovechó sus ocasiones para sacar a relucir las vergüenzas de un Madrid que volvió a esa fragilidad defensiva que tanto está dando que hablar. Al parecer le sientan fatal las lisonjas al campeón blanco. Unos días después de los aplausos que había levantado su rigor defensivo en los dos últimos partidos ligueros, se han convertido en este martes en un auténtico disloque entre nervios, malas colocaciones y un portero que está en una encrucijada enorme. Ha perdido ese aroma de buen portero y está en ese momento en que balón que le llega, gol o casi...Ante el Brujas, dos goles, un resbalón y gran pitada. Fue cambiado al descanso, según dicen por sentir mareos. El belga no ha entrado con buen pie en el Bernabéu que no aguanta al portero titular de Zidane. Areola, en cambio ha caído de pie en la afición blanca porque entiende que le da otra alegría al equipo. Por si fuera poco, una gran intervención suya evitó lo que hubiese sido el 0-3. Los goles del Brujas fueron de chiste: el primero casi sin querer; y el segundo tropezando. Ambos fueron a cargo de Bonaventure, que vivió su gran noche ante las facilidades de la defensa madridista que volvió a estar desajustada y mal colocada. Por no hablar del centro del campo que estuvo destartalado,sin ideas y con poca cohesión, a pesar del  dinamismo  de Kroos. El Real Madrid de los primeros 45 minutos no fue un equipo, volvió a mostrar muchas carencias. Fue un conjunto desorientado, mal colocado, sin orden y sin fútbol. Era un equipo moviendo la pelota con una lentitud desesperante y con serios problemas para sacarla jugando de su área. La primera parte del equipo de Zidane fue un horror. El equipo volvió al lado oscuro que mostró ante el PSG con aquella vergonzosa actuación que sonrojo a todos los madridistas. Esa noche, de alguna forma se volvió a reeditar en esa primera parte para olvidar frente al Brujas, que se fue feliz con un histórico empate en todo un Santiago Bernabéu. Con este empate a 2 que sabe a derrota, se pueden buscar a varios culpables. El primero, Zidane, por ese empeño y tozudez de alinear a Lucas Vázquez que está de capa caída:desdibujado y muy desacertado. Tampoco entendí que diese descanso a Bale, cuando junto a Benzema es el jugador mas en forma. Estamos en la Champions, es principio de temporada y sobran algunas rotaciones, como la del galés que está más enchufado que nunca. En cambio, el técnico francés si alineó a Modric que acaba de salir de una lesión y que no tuvo su noche,fallando estrepitosamente en el segundo gol de los belgas. No tuvo claridad de ideas, todo lo contrario que Kroos, que está vez fue el más clarividente, pero que falló dos ocasiones clarísimas de gol en el primer periodo. Otro de los señalados es Hazard,de quien se esperaba que este partido fuese el de su definitivo empuje para ser ese líder que se necesita tras la salida de Cristiano, pero que no llega.Fue otra decepción,aunque lo intentó. Toda la apatía del primer tiempo se tradujo en electricidad en el segundo periodo. El acoso del Madrid fue total con llegadas de Kroos, Hazard -más entonado-, y Marcelo que sustituyó al lesionado Nacho. Sergio Ramos descontó a los 10 minutos de la reanudación. Olía a remontada, pero esta no llegó a pesar del empate a dos de Casemiro a falta de casi diez minutos de juego. Esta vez no fue posible. No se llegó a tiempo porque fallaron muchas cosas. En Europa, y en cualquier lugar que se precie, no se pueden desaprovechar 45 minutos con un juego tan miserable como al que practicó el Madrid ante el inofensivo Brujas. Le regalaron el empate, y lo pueden pagar caro. Un punto en dos jornadas es un arranque impropio de un equipo como el Real Madrid, que está jugando con fuego en esta Champions que se le ha complicado, y de qué manera.  Se rozó la tragedia. Con este tropezón se le acaba el margen de error a este Madrid que aparte de más intensidad,necesita sobre todo, más fútbol.    


Penaltyexpulsión | Un blog de futbol por Alfonso Celemin
©2013