Alfonso Celemin

PENALTYEXPULSION

Archivo Mensual: mayo 2019

HARTOS DE SERGIO RAMOS

La historia vuelve a repetirse como allá en el 2015, cuando a Sergio Ramos le dio otro ataque de infidelidad y quiso abandonar el Real Madrid, porque entendía que el club no había cumplido la promesa subirle el contrato que le habían prometido y que estaría acorde con su valía como jugador. Recordamos, que por aquel entonces, Sergio Ramos después de realizar una mala temporada a nivel personal y que el equipo no ganase ningún titulo, estaba ganando seis millones netos por temporada. Florentino Pérez, en una revisión del contrato se lo ampliaba tres años más con una subida de dos millones más por año. Al jugador esta oferta le pareció poca y amenazó con irse al fútbol inglés, concretamente al Manchester United, si no le subían hasta los 12 millones de euros que era lo que estaba ganando Gareth Bale. A partir de ese momento Sergio Ramos y su entorno,encabezado por su hermano René, sometieron al club a una especie de chantaje que tuvo en jaque al equipo en aquel verano del 2015. Aquello fue vergonzoso por parte del central madridista que utulizó al Manchester como arma arrojadiza para conseguir su propósito, que no era otro que llegar hasta los 12 millones de euros por temporada. El caso es que el irreductible Florentino Pérez, cayó en la trampa del chantaje y a toda la parafernalia que le montaron los acólitos a Sergio Ramos (medios de comunicación incluidos) y cedió a las pretensiones del sevillano que se salió con la suya después de un un verano que tuvo en jaque a todo el madridismo. Fue precisamente en China, en julio del 2015, cuando se aficializó el acuerdo del nuevo contrato por el cual Sergio Ramos percibíria 12 millones de euros netos anuales hasta el año 2021. Así ha sido hasta ahora. Han pasado cuatro años, y de nuevo, tras tal vez la peor temporada del Real Madrid en toda su historia, sin la figura principal de Cristiano Ronaldo en el vestuario y con Gareth Bale que no asumió su nuevo rol en ausencia del portugués,va su otra gran estrella, Sergio Ramos, el capitán, el alma y líder del equipo, y pide al presidente madridista que le deje marcharse porque tiene una suculenta oferta de China que le da una fortuna por tres años de contrato. Ese contrato según parece estaría rondando los 35 millones por temporada. Pero eso no es todo, para más inri le pidió al presidente que le permitiera la salida sin coste alguno ya que en China desde hace un año no se pagan traspasos. El Gobierno chino decidió intervenir con el objetivo de proteger el fútbol local. No prohibió las contrataciones millonarias de jugadores extranjeros como Jackson Martínez, Paulinho, etc, pero dispuso de un mecanismo legal. Desde la temporada 2017-18, cuando un club paga una cláusula de rescisión de más de 45 millones de yuanes (casi 6 millones de euros) debe abonar esa misma cantidad a la federación China. Y como quiera que Sergio Ramos tiene una cláusula de rescisión de 800 millones, los chinos le han dicho que esa cantidad es prohibitiva y que solo lo aceptarían con la carta de libertad. Con la misma, Sergio Ramos, que acaba de cumplir 33 años y que está pasando por un momento difícil, al estar atrapado por un fondo buitre que le tiene en la más absoluta incertidumbre por una aventura inmobiliaria importante que se tambalea y que le puede hacer perder varios millones de euros, se fue al despacho del presidente en la sede de ACS, donde le trasladó la sustanciosa oferta de los chinos. La respuesta de Florentino Pérez, como era de esperar fue la lógica y la esperada: El Real Madrid no podía dejar salir gratis a su capitán y al líder del grupo, en unos momentos tan delicados y pendientes de una revolución. El Madrid, ahora más que nunca, necesita a su máximo exponente en el vestuario. No sé, si está petición fue un simple tanteo del futbolista para ver cómo respiraba el club o esto se va a convertir en un culebrón de verano. Pero ya llueve sobe mojado. Creo que Sergio Ramos, con el final de su carrera en ciernes y ante la cifra mareante que le ofrecen en China, va a seguir insistiendo para que le dejen marchar. Lo peor es que este asunto puede enturbiar y ensuciar aún más las relaciones entre presidente y jugador, cada vez más deterioradas. Sergio Ramos, como hiciese en el 2015, vuelve a portarse mal con el Real Madrid. No está demostrando ese madridismo del que tanto alardea. Está en su derecho de pedir marcharse porque le ofrecen un imperio, pero no deja de ser un pesetero. Además tenía que haber sido un poco más sensible teniendo en cuenta la horrible temporada que ha hecho él y todos sus compañeros, sin nada que llevarse a la boca. Cada vez es má evidente que los futbolistas viven en una burbuja y que en muchos casos carecen de sentimientos. Solo se quieren a ellos mismos. El Real Madrid bajo ningún concepto puede aceptar semejante petición de irse gratis al continente asiático, cuando él a la hora de renovar sus contratos no ha perdonado ni un euro al club, al que sí, ha dado mucho, pero también le han correspondido. Después del triste episodio que levantó en el 2015 con su amenaza de irse del Madrid, ahora la verdad no se esperaba un nuevo capítulo de Sergio Ramos en el verano del 2019, cuando la entidad madridista está pendiente de remover los cimientos para que el equipo vuelva a ser competitivo . Si quiere salir del club está en su derecho, pero pagando. Pretender que le dejen ir gratis sin recibir un euro por su traspaso, es una irresponsabilidad por su parte. Además que le deja en mal lugar, porque mira más por sus intereses que por el Real Madrid. Si se quiere marchar que paguen los chinos, no los 800 millones de cláusula de rescisión, pero sí una cantidad importante. Sergio Ramos con esta postura está llenando de hartazgo a la afición madridista, que ya no lo mira con buenos ojos. Incluso los hay que piden su traspaso a otro club europeo. Pero eso sí, pagando. Como él dijo a Florentino Pérez en una fuerte discusión que tuvieron tras caer eliminados frente al Ajax:” Si quieres que me vaya, págame y me voy”. Ahora el presidente debe decirle: “ Paga y vete”


RIDÍCULO HISTÓRICO DEL BARÇA

Dicen que no hay dos sin tres, y debe ser verdad si nos atenemos al Barcelona que en otra noche trágica volvió a sufrir otra gran debacle europea . Esta vez fue en Anfield ante el ejemplar Liverpool que le endosó nada más y nada menos que un 4-0, que le deja fuera de la final de la Champions, que se disputará en el Metropolitano, Madrid.   Igual que pasó en Roma hace un año, en otra noche llena de horror, el Barcelona dejó escapar una renta de 3-0 para caer derrotado de forma humillante por un vibrante Liverpool,que le vapuleó de principio a fin, dándole toda una lección de fútbol,de fuerza, potencia,pundonor, y sobre todo coraje. Si para el Barça es un ridículo histórico, para el Liverpool, tal vez haya sido su noche más hermosa. Su noche más grande. Algo que entrará en la historia de “Los reds, un equipo que da envidia verlo jugar por toda la pasión que pone en cada pasaje del juego. El Liverpool, cuando juega en Anfield sale envuelto en una especia de liturgia que hipnotiza a cualquier rival. No hay ningún campo que tenga la mística de este histórico campo. La excitación se hace presente desde el primer instante, desde ese momento que sus fieles seguidores entonan en un solo grito el “Nunca caminarás solo” (You”ll never walk alone). Ese cántico da alas a los jugadores mientras que el rival sale asustado e impresionado. El Liverpool sale en estampida como una manada de toros desbocados, intimidan de tal manera que el contrincante se siente en inferioridad y asustado. El Barcelona sintió ese miedo escénico, que contagió a sus defensas, como ocurrió con Jordi Alba, que falló en el 1-0 de Origi. La goleada de Anfield de alguna forma hizo justicia a lo que ha sido toda la eliminatoria, porque no olvidemos que en el Camp Npu, el Liverpool fue también mejor que el Barça que tuvo en Messi a su salvador. En la Ciudad Condal,como ha ocurrido en el partido de vuelta, el equipo inglés fue el dominador del juego y de la pelota. Así como de ese algo más que se llama alma, y de eso los “reds” andan sobrados. El Barça tuvo ocasiones en el primer tiempo a las que respondió el buen guardameta Allison con firmeza, pero poco a poco se fue diluyendo ante el empuje del espectacular Liverpool, que pese a las bajas de sus dos figuras Salah y Firmino, supo poner verticalidad y ritmo al juego insulso de un Barcelona que abusaba de una horizontalidad absurda. A falta de las dos figuras del Liverpool, los héroes fueron dos suplentes Wijnaldum y Origi, los autores de los cuatro goles para mayor gloria de “los rojos”, que tuvieron en la otra estrella, Mané, el foco que les hizo brillar en su gran noche europea. Si en Roma se habló de un exceso de confianza, en esta ocasión no se puede hablar de lo mismo porque ya estaban advertidos por el precedente. Esta vez, es algo aún peor, ha sido por impotencia y por el rendimiento de algunos futbolistas que no han estado a la altura, como Coutinho y alguno más. También Valverde sale dañado de semejante catástrofe. Si lo de Roma fue una debacle, lo de Anfield es un ridículo histórico. El Barça no encuentra en Europa la felicidad que tienen en el fútbol español. Fuera del Camp Nou no encuentra el punto a esos partidos donde se exige ese algo más que le falta al club azulgrana en tierras europeas. La derrota fue clara, rotunda y sin paliativos. El Barcelona se hundió de forma estrepitosa ante un Liverpool que a falta de dos de sus figuras, le puso pasión y actitud, algo de lo que carecieron los azulgranas. Un ejemplo lo tenemos en el cuarto gol, que fue de chirigota, indigno de un equipo como el Barça que estaba con la empanada a cuestas. Con 3-0 en el marcador, y la eliminatoria igualada lo menos que se supone a los jugadores es tensión y concentración, pues de eso carecieron los azulgranas. Arnold, en un saque de esquina vio solo a Origi a quien dio un magnífico pase para que marcase el 4-0, que a la postre eliminó al Barcelona. Mientras tanto que hacían los jugadores de Valverde? miraban a todos los lados, menos a la pelota. Increíble!! El equipo de Klopp, es justo vencedor. Por cierto , el técnico alemán un entrenador magnífico, sabe combinar como nadie las dos cosas que de verdad importan en el fútbol : el juego y las emociones. En eso no hay quien le gane al Liverpool, actualmente. Por lo que se refiere al Barcelona, esta dura derrota va a tener consecuencias a corto plazo. Son ya muchos años cayendo en Europa,y en los dos últimos, de forma humillante. El Barcelona de Messi, fracasó de nuevo en Europa.


Penaltyexpulsión | Un blog de futbol por Alfonso Celemin
©2013