Alfonso Celemin

PENALTYEXPULSION

Archivo Mensual: agosto 2015

JAMES, EL NUEVO ÍDOLO DEL BERNABÉU

     Tenía razón Pepe Mel, el buen entrenador del Betis, cuando con ironía manifestó que no se explicaba como algunos podían decir que” al Madrid le falta gol”. Y tenia razón Benitez, cuando en rueda de prensa en vísperas del Real Madrid-Betis, sacó a relucir datos que contradecían los que algunos iban ya diciendo de forma injustificada que el Madrid de Benitez, era un Madrid defensivo. Pues ha bastado un partido, el segundo de la liga, para deshacer esos entuertos que van dirigidos a minar la moral de Rafa Benitez, un buen entrenador, que sin embargo no cae bien a determinados medios de comunicación que de forma absurda ya han comenzado hacer campañitas contra el técnico madridista que no cae tan simpático como Ancelotti, pero que es tan bueno o mejor que el italiano. El criticar en estos albores de temporada a Benitez, me parece cuanto menos, de miserabls.. Dejémosle trabajar y cuando termine la temporada, hablamos. La realidad es que los de Benitez despejaron dudas sobre la falta de gol y de una tacada metieron cinco al Betis, que en algunos minutos del primer tiempo y tras el primer gol de Bale, tuteó al Real Madrid, pero que al final tuvo que claudicar frente a la pegada mostrada por este Madrid que nos recordó al de la temporada pasada, aquel del récord de los 22 partidos sin perder. A los dos minutos con el tanto del galés Bale, quien esta vez si se dejó notar, a pase del colombiano James, se empezó a fraguar el incontestable triunfo de los blancos, que cuajaron un partido muy completo. Los cinco goles fueron espectaculares y se confirmó lo que ya habíamos adivinado la temporada pasada que el Real Madrid tiene un jugador fuera de serie llamado James Rodriguez, pura magia y que tiene en su pierna izquierda un autentico guante. Da gusto verle tocar la pelota y la delicadeza con que juega. Su elegancia queda fuera de toda duda. Es una combinación perfecta de toque, sutileza, potencia y hasta arte. Parece que juega con el frac puesto. James es el surtidor del juego del Real Madrid. Estamos ante un gran futbolista que primero mira, después pasa y si puede dispara. Sus dos goles lo definen perfectamente. En el primero que marcó de falta, puso potencia, colocación y hasta sutileza. La ejecución rozó la perfección; y su segundo tanto, el cuarto de su equipo, lo resolvió con una chilena de cine. El Bernabéu tiene un nuevo ídolo, James Rodriguez En esta parcela goleadora le acompañó el galés Bale, que hizo también dos buenos goles. El 1-0 lo hizo desde la posición de delantero centro; y el quinto, fue un golazo que consiguió con un gran disparo desde fuera del área. La movilidad de Gareth Bale, fue real y así es como lo quiere Rafa Benitez El Betis, aguantó como pudo la marea goleadora del Real Madrid que vuelve a reencontrarse con el gol. No desentonó, si acaso en defensa, y el algunas fases hasta dominó, se asoció bien e hizo correr al Madrid, que por entonces le faltó presión y por momentos pareció dividirse en dos, faltándole lo que tanto pide Benitez, equilibrio. Pero el poderío del ataque madridista acabó derribando al Betis, que por sufrir hasta sufrieron la gran actuación de Keylor Navas, autor de dos paradas que se cantaban como goles. En una, como si fuese un felino, le quitó el balón de los pies a Ruben Castro cuando se disponía a fusilar la portería; y más tarde le paró un penalti al mismo jugador. El partido sirvió para que el costarricense se reivindique como guardameta titular del Real Madrid. El Bernabéu que pitó a Casillas, ahora aclama a Keylor Navas. Son tiempos nuevos. La gran actuación de Keylor Navas pone en una delicada situación al Real Madrid que se siente obligado moralmente con De Gea, pero que tal y como está el de Costa Rica, sería una tremenda injusticia apartarle de la titularidad para que entre De Gea. Si hemos de ser sinceros ahora mismo no es necesario ese refuerzo en la portería; pero también es cierto que la entidad madridista tiene un compromiso más que moral con De Gea, quien se ha jugado su futuro para estar en el Real Madrid. El día 31 todo quedará resuelto. En definitiva, que Benitez llevaba razón: “¡No soy defensivo!”. Salió con toda la artillería pesada al Bernabéu, con Danilo y Marcelo como auténticos extremos; en el centro del campo Kroos, Modric y James; y delante la famosa BBC, ya que reapareció Benzema y la delantera estuvo mucha más suelta y resolutiva. Curiosamente, el único que no marcó fue Cristiano Ronaldo, que sigue negado ante el gol aunque ocasiones tuvo para marcar. Ya llegarán sus goles. Ahí no hay problema. Así pues se disiparon las dudas, el Real Madrid sigue teniendo gol, y además tiene a un jugadorazo como James que sentó cátedra en el Bernabeú y a un portero que ha traído calma a su discutida portería. Se acabó el debate de la falta del gol, y como en el Real Madrid no hay semana sin problemas, a ver que se inventan esta vez los programas nocturnos de radio y televisión así como la prensa deportiva. Como el enorme partido que ha hecho James impide que se censure la suplencia de Isco, estoy por apostar que el tema de la semana será Cristiano Ronaldo y su sequía goleadora. Así como la falta de entendimiento con Bale y las pocas migas que hace con el galés. ¿Que se apuestan?


AL REAL MADRID LE FALTA ALEGRÍA

Un Sporting de Gijón heroico y que jugó por encima del nivel que se le supone, resistió al Real Madrid que hizo su primera salida en falso y pinchó en el Molinón, que se enorgullece de ser una de las cunas del antimadridismo y así lo manifestó a lo largo del partido, pero eso si sin otras aristas que la rivalidad deportiva, fuera de toda atadura política y de nacionalismos absurdos. De quitarse el sombrero fue la entrega y el orgullo que desplegó el Sporting, un equipo joven, muy asturiano y bisoño que hizo un esfuerzo casi épico frente a un Real Madrid que se vio sorprendido ante la energía del Sporting, que a la postre le valió para sumar un valioso punto ante un Real Madrid que disparó hasta aburrir pero sin acierto. Llama la atención que en este inicio de temporada le falte gol a un equipo como el madridista que en cinco partidos de pretemporada no vio puerta. En el Molinón siguió esa sequía. Les faltó precisión en la catarata de ocasiones que tuvieron los blancos. Les faltó remate. Uno diría que necesita un nueve rematador porque Jesé no es un delantero goleador, como tampoco lo es Benzema. Cristiano si lo es, pero aun no ha despegado. El asedio del Real Madrid sobre la portería de Cuéllar, el héroe del partido, fue en esta ocasión inútil. Aunque este Real Madrid de Rafa Benitez estuvo un tanto disperso en la primera parte, partido en dos con Modric y Kroos muy retrasados y algo lentos en las transiciones, la verdad que les faltó puntería, porque puso todo para ganar el partido: remate por tierra y aire; entrega y muchas variantes pero el gol no llegó. Y si encima se encuentran con la gran actuación del guardameta del Sporting, Cuéllar, se entiende el empate sin goles. El Real Madrid protagonizó la primera sorpresa de la liga, al salir con tan solo un punto del Molinón, que lo celebró por todo lo alto, aunque durante casi todo el partido mostró mucha beligerancia contra el Madrid. Más patente se hizo ese cabreo con el cabezazo de Sanabria que rompió el larguero y rebotó en la linea. En la repetición no se vio que entrara el balón. Más claro pareció el penalti de Bernardo a Cristiano Ronaldo en la siguiente jugada que el colegiado catalán Estrada Fernández, no vio o no quiso verlo. El segundo periodo, con el Sporting luchando hasta el desfallecimiento, el Madrid se hizo dueño y señor de la situación pero los guajes se defendieron de forma encomiable con enorme fe que les llevó a lograr ese empate a cero que les supo a gloría. Los de Benitez a pesar del pertinaz acoso, siguieron sin pegada y lo pagaron caro. En Gijón, este Real Madrid de Benitez , no es que jugase mal, pero diría que le faltó alegría. Hay cosas que no me convencen, como es la posición de media punta de Gareth Bale, que perjudica al ataque del equipo y al propio jugador que necesita espacio para aprovechar su velocidad. Bale y Benitez pueden decir misa, pero el galés es más eficaz jugando por las bandas donde tiene ese espacio que no tiene cuando lo hace de media punta. Isco o James son los que deberían jugar en esa posición que ahora ocupa Bale. Creo que Rafa Benitez debería corregir esta novedad táctica que le está dando más problemas que beneficios. Bale es un magnifico extremo e Isco o James dos fenómenos como medias puntas. El caso es que el Real Madrid comenzó la liga pinchando de forma inesperada y lo hace con dos puntos por detrás de sus dos grandes rivales: Atlético de Madrid y Barcelona. No es para preocuparse, pero para empezar deja muchas dudas. En definitiva y a modo de resumen que el sacrificio y la humildad exhibida por el Sporting de Gijón, pudo con el potencial del Real Madrid que no lo demostró de cara al gol.    


SE CONSUMÓ EL CHANTAJE DE SERGIO RAMOS AL R. MADRID 

Aunque algunos lo pusieron en duda , la renovación de Sergio Ramos, como publicamos el pasado 31 de julio, es ya un hecho consumado que se escenificará públicamente, lo más probable, el próximo lunes en el Santiago Bernabéu. Como decíamos ayer.... Sergio Ramos renovará su contrato hasta el 2020 con una mejora más que sustancial. No son los 10 millones de euros que pedía el jugador, pero dependiendo de los partidos que juegue así como títulos que consiga, se llevará un plus que le acercará a esa cifra. La ampliación de este nuevo contrato le va a suponer un fijo de 8 millones y medio de euros por temporada. Fue en China donde Sergio Ramos y Florentino Pérez pusieron los cimientos para esa renovación que se ha terminado de cerrar en la capital con las condiciones que exigió el jugador que ha consumado el chantaje al club de sus “amores”. El próximo lunes, como si de un gran fichaje se tratara, se hará oficial el acuerdo con el central sevillano que se ha salido con la suya. Ahora que Sergio Ramos le ha ganado el pulso al club blanco, se dirá que no podía ser de otra manera porque rezuma madridismo por todos los poros de su cuerpo. ¡Mentira! Y gorda. Como diría un castizo, que no nos vendan la burra de las bondades de un Sergio Ramos que desde que terminó la temporada pasada ha traído en jaque al Real Madrid, demostrando de todo, menos amor al club de su vida, que es lo que dirá el próximo lunes. El nuevo capitán blanco, se ha comportado como un auténtico pesetero en sus exigencias con el club que nunca se negó a revisarle su contrato, pero el jugador consideró que la subida hasta los siete millones y medio que le ofreció Florentino, era insuficiente ante su gran valía. Era el héroe de la Décima y se merecía como el que más, sin tener en cuenta que su última temporada había dejado mucho que desear. El quería más y más, hasta llegar a los diez millones netos, y lo ha conseguido aunque tenga que aceptar algunos requisitos. Se movió por el dinero y nada más. Está en su derecho, pero que no nos engañe diciendo algo tan falso como que no se sentía valorado y que por eso deseaba marcharse como anunció en plan desafiante a los cuatro vientos. El comportamiento de Sergio Ramos con el Real Madrid ha sido de todo menos ejemplar. Puso al club contra la pared con un chantaje miserable. Él, y su hermano René que hace las labores de representante, se encargaron de airear que tenía sobre las mesa sustanciosas ofertas de los clubes más poderosos de Europa como el Manchester United o Bayern Munich que le ofrecían el oro y el moro.¡Mentira! No digo que alguno le tanteara, pero nunca hubo una oferta seria de ningún club. Fue una maniobra rastrera porque partía de una gran mentira. Nunca tuvo ninguna oferta sobre la mesa. El central madridista se ha salido con la suya y logra el contrato que deseaba ante la candidez exhibida por Florentino Pérez, que ha terminado cediendo. Y lo ha hecho más que nada por miedo a que otro de los estandartes del madridismo se fuese después de la salida de Casillas. Tenía miedo a la reacción de una parte de la afición y sobre todo a una buena parte de la prensa deportiva que tienen a Sergio Ramos como el último bastión que les queda en el vestuario blanco. El presidente del Real Madrid, como decía se ha bajado los pantalones y ha tragado. El sabrá lo que hace, pero que se atenga a las consecuencias. Cuando el lunes, o el día que se haga oficial la renovación de Sergio Ramos, oigan que no podían dejar marchar al jugador que nació para ser jugador del Real Madrid, no se lo crean; y menos aún, cuando el protagonista del largo culebrón del verano diga que nunca pensó en dejar al equipo de sus amores.¡¡Mentira!!   Se consumó el chantaje de Sergio Ramos al Real Madrid, pero la afición madridista difícilmente olvidará su comportamiento.  


Penaltyexpulsión | Un blog de futbol por Alfonso Celemin
©2013