Alfonso Celemin

Alfonso Celemin

PENALTYEXPULSION

BARÇA

GRAN DÍA DEL REAL MADRID

Sin duda el día 22 de febrero tiene un claro color blanco. Si sobre las nueve menos cuarto de la noche el Real Madrid de baloncesto se proclamaba por vigésimo quinta vez campeón de la copa del Rey venciendo al Barcelona por 77-71, en el Gran Canaria Arena con Rudi Fernández como gran abanderado, elegido por tercer vez en su carrera el jugador mas valioso de una final de copa y que estuvo muy bien acompañado por todo el equipo que ganó por casta a un Barcelona que se hundió en  los dos últimos minutos ante la gran defensa del Madrid.  Todo el equipo de baloncesto estuvo brillante, pero sobre todo brilló el corazón de Nocioni.....  Dos horas mas tarde el Real Madrid de fútbol  ponía la guinda del gran día del madridismo, al vencer 0-2 al Elche y ser más líder Ganó mostrando una gran superioridad a pesar de que no resolvió hasta la segunda parte, con goles de Benzema que fue de carambola y de Cristiano Ronaldo, quien volvió a marcar cuatro partidos después. Por cierto, un buen gol de cabeza con los que ya suma 29 en liga. El Madrid salió  desde el minuto uno  dispuesto aprovechar el gran regalo que le había hecho el Barcelona el día anterior, sufriendo un revolcón de consecuencias imprevisibles frente al Málaga que cortocircuito  las lineas azulgranas, sobre todo la delantera que naufrago. Se quedó sin ser líder provisional, ni Messi alcanzó a Cristiano en su lucha por ser el máximo goleador. Vendieron la piel del oso antes de cazarlo y se quedaron sin nada. El Barça   del sábado, desconocido y algo pasota,  marcó el camino del Real Madrid, que tomo buena nota de lo que le había sucedido a su gran rival y salió a por el partido a tumba abierta. Nada más comenzar marcó territorio. En esta ocasión jugó como un autentico líder. No hubo  debate y ejerció como tal  en los 90 minutos de partido, jugando   con mucha seriedad y  fuerte ritmo. El equipo de Ancelotti arrancó con otro brío bien distinto a otros partidos de este año. Volvió la presión. Fue un equipo con más energía, más vertical y con más empuje. Jugaron más juntos y dieron señales de más fortaleza.La necesidad de ganar no les llevó a la precipitación. Jugaban sin  prisas pero sin pausa... En la primera parte gozaron hasta de tres ocasiones claras de marcar, pero faltó acierto. Era un buen Real Madrid  que chocaba con la falta de efectividad de cara a puerta y con un colegiado que estuvo muy desacertado en algunas decisiones. Fue en la segunda parte, con más calma y precisión, cuando llegaron los goles de Benzema y de Cristiano, que hacen al equipo blanco  más líder. A destacar en esta ocasión, la actitud de todos y el orden en todas las líneas, bajando a presionar y  atacando  casi todos. Parece ser que se han dado cuenta que los partidos no se ganan solo con la calidad, sino con algo más.... La calidad, una vez más la puso Isco que salió ovacionado del Martinez Valero. Benzema también estuvo a buen nivel, así como Bale que sufrió una entrada terrible  de Aarón que solo se castigo con amarilla. Pepe, fue el mariscal de la defensa. Kroos, mandó  y templo muy bien secundado por Lucas Silva, que no se complica la vida y cumple. Al brasileño le falta tensión en el pase pero tiene mucha presencia en el centro del campo.  Cristiano, estuvo mejor, pero aun está lejos de su nivel. Va piano, piano. Está a punto de regresar. Sin llegar aun a  las cotas que alcanzó en el 2014, pero el Madrid va poquito a poco aproximándose a su mejor versión. No perdió la ocasión de volver a poner tierra por medio con su inmediato perseguidor, el Barcelona, que ahora está a cuatro puntos De nuevo vuelve a depender de si mismo para tratar de conseguir el título de liga. Está claro que en esto del fútbol la alegría va por barrios. Si hace dos semanas se mascaba la tragedia por Chamartín, ahora mira con calma por el retrovisor  a sus rivales. Las luces de emergencia han cogido el puente aéreo. Desde luego el fin de semana ha resultado redondo para los madridistas. Todo salió bien. El Málaga les dio el sábado una alegría; los del baloncesto se llevaron brillantemente la copa del Rey frente al eterno rival y el equipo de fútbol pegó un estirón en el liderato con un triunfo convincente que les saca de las estrecheces y de las penurias. El Real Madrid aprovechó el tropezón del Barcelona para situarse con cuatro puntos de ventaja sobre los azulgrana y seguir con siete sobre el Atlético. Es decir, la misma situación clasificatoria previa al fiasco  en el Calderón. Aquella herida ya duele menos. Algunos dicen ya,  que el Real Madrid está de vuelta. Eso parece, si nos atenemos a lo que hemos visto en Elche. Pero mejor será esperar a los próximos partidos...  


EL BARÇA CONSUELA AL REAL MADRID

Mal le ha sentado el turrón de Navidad y las vacaciones  al Real Madrid que perdió en su visita a Mestalla tras llevar desde el mes de septiembre sin conocer la derrota ( la última fue ante  el Atlético, en el Bernabéu). Perdió 2-1 ante un racial y pletórico Valencia que jugó como si le fuera la vida en ello. Su intensidad fue su principal arma frente a un Madrid muy frío y carente de mordiente  que nunca le tomó  pulso al partido. El Valencia puso todos los ingredientes necesarios para frenar a este triunfal Real Madrid que se quedo  con 22 victorias consecutivas en partidos oficiales, a las puertas del récord que no deja de ser un absurdo objetivo que en muchos casos es mas una carga que una solución. Eso fue lo de menos; lo peor fue que el equipo de Ancelotti perdió la magia de la que venia haciendo gala y hasta el propio técnico italiano no estuvo acertado en el aspecto táctico. No supo o no quiso contrarrestar la superioridad del Valencia en el centro del campo que jugo con cinco centrocampistas frente a los tres del Real Madrid. Ahí, en  la superioridad  del equipo levantino en el centro de operaciones se le fue el partido a los madridistas. No se puede dejar tan solo a Kroos en el centro del campo, teniendo en cuenta que sus acompañantes, Isco y sobre todo James, no estuvieron a la altura. El colombiano fue una sombra que en nada ayudó. El Valencia ahogó al Madrid en su centro del campo –su zona más endeble-  y cayó en Mestalla.  En esta ocasión si que se echo de menos a Modric, el compás madridista. Nuno, el técnico del Valencia le ganó la partida a Ancelotti,quien estuvo agarrotado y sin poder de reacción. Nuno sabia como jugarle al Real Madrid.Lo hizo con tres centrales y dos laterales ofensivos como Barragán y Piatti, a quien sustituyó después Gayá que hizo del carril derecho una autentica autopista por  donde circuló  a sus anchas. En esta ocasión el italiano tuvo cierta empanada mental  y no supo reaccionar a la trampa que le puso el portugués. Si en lo táctico Ancelotti no estuvo acertado, peor estuvieron la mayoría de sus estrellas que que mostraron su lado más oscuro. Cristiano fue una sombra, lleva un mes en muy baja forma; y que casualidad, su bajada de brazos,  siempre coincide en el mes previo a la concesión del balón de oro y después que se hayan producido las votaciones. Que se lo den ya para que vuelva a centrarse de nuevo. Carvajal estuvo fuera de foco y su lateral fue un enorme pasillo por donde se movió  como por su casa, Gaya. Benzema nos recordó al de sus peores tardes.Bale apuntó pero no disparó y tuvo un fallo imperdonable en la jugada de picardía de Benzema. El  El galés se obsesionó en resolver de forma individual cuando tenía solo al francés que hubiese marcado a placer. No obstante Bale fue el atacante más combativo y el que más peligro llevó al área del Valencia. No entendí después su cambio por un Jesé a quien le falta aun rodaje James tampoco tuvo su día y prueba de ello fue que salió en la segunda parte dejando su sitio a khedira. En una palabra, que el Madrid en esta ocasión no dio la talla y tampoco estuvo acertado a la hora de definir. Tuvo sus opciones de empatar,resultado que a nadie hubiese extrañado, pero no hubo manera. Unas veces Diego Alves y otras un inmenso Otamendi, lo impidieron. Pero sobre todo, fueron las ganas, el ímpetu, la energía y el espíritu guerrero que le puso el Valencia lo que hizo que la victoria se decantase para un equipo que creyó en lo que estaba haciendo.  Este Valencia con un buen entrenador como Nuno deja muy buenas sensaciones. Esas  ganas que le puso el Valencia fue lo que  le faltó al Real Madrid  que no tuvo la intensidad de otras ocasiones y ese algo más.... El equipo de Ancelotti no tuvo su día, tampoco hay que dramatizar por esta derrota. Antes o después tenía que llegar. Nada pasa por perder un partido de 23 jugados. La tristeza de los blancos por su derrota en Mestalla quedó atemperada por el desastre del Barcelona en Anoeta. De alguna forma,  Luis Enrique que tuvo la osadía de dejar en el banquillo a Messi y Neymar,consoló al Real Madrid. Qué se prepare el técnico azulgrana que le van a decir de todo menos bonito esta semana en Barcelona, sobre todo la prensa deportiva. Los azulgranas no supieron ni pudieron aprovechar el traspiés del Real Madrid que sigue como líder con un punto de ventaja sobre el Barça y con un partido menos. El gran beneficiado de esta jornada número 17 ha sido el Atlético de Madrid que empata con el Barcelona a 38 puntos, en la segunda posición. El que no se consuela es porque no quiere. La liga gana en interés


BAÑO DEL R.MADRID AL BARÇA

De la igualdad del primer tiempo entre Real Madrid y Barcelona que terminó con empate a uno, se pasó a la superioridad absoluta del equipo de Ancelotti sobre el de Luís Enrique en la segunda parte, donde le dio un auténtico baño futbolístico en todos los sentidos: en lo táctico, en la posesión, en el contra-ataque, y sobre todo en pasión, determinación y ganas.

El Real Madrid acomplejó al Barça que tras un buen comienzo con el gol de Neymar a los tres minutos, se fue apagando con el paso del tiempo hasta desaparecer en la nada. El conjunto azulgrana salió dispuesto a discutirle al Madrid la soberanía de la pelota, la posesión y hasta rebatirle que su magnifico estado de forma era un espejismo. Apenas lo logró en alguna fase del primer tiempo donde incluso Messi pudo hacer el 0-2, pero Casillas lo impidió y entonces el Madrid se fue a por el partido, puso esa intensidad de la que está haciendo gala en los últimos partidos y llegó el empate cuando menos se esperaba ya que antes del penalti claro de Pique por mano, Benzema pudo igualar al mandar dos balones al palo. Cristiano empató, suma y sigue, y se llegó al descanso con las espadas en todo lo alto


PALIZÓN HISTÓRICO

Increíble el recital que ha dado el Real Madrid frente al Barcelona en la segunda semifinal de la Final a Cuatro de la Euroliga de baloncesto, que se está disputando en Milán. No ha sido un triunfo cualquiera ha sido un palizón histórico a su máximo rival de la canasta, el Barça al que ha humillado de forma escandalosa. Ganó el Real Madrid por 100-62; 38 puntos de diferencia que habla muy bien a las claras de la superioridad del equipo de Laso que bailó a los azulgranas que solo aguantaron hasta el descanso


EL CAMP NOU DICTARÁ SETENCIA

Sólo queda ya un capítulo en el retorcido guión de esta Liga. Sólo queda una carrera para saber quien es el vencedor de una de las ligas más competitivas y drámaticas que se recuerdan. En esta recta solo hay dos aspirantes. El Real Madrid cayó en Balaídos (0-2) y perdió todas sus opciones de luchar por un título que ahora queda en manos de Barcelona y Atlético de Madrid. Azulgranas y rojiblancos se jugarán el título el próximo sábado en el Camp Nou en un cuerpo a cuerpo sin red en las alturas. El ganador se lo llevará todo y sólo el empate favorece al equipo de Diego Pablo Simeone. La Liga se jugará a una carta.


LA LIGA ESTÁ QUE ARDE

La jornada número 36 que parecía iba a resultar muy aclaratoria para la suerte del campeonato nacional de liga, resulta que la deja en ascúas y nos lleva a que tengamos que echar cuentas en las dos últimas jornadas ligueras. El Atlético ganando cuatro de los últimos seis puntos se proclamaría campeón. Real Madrid y Barcelona, que no aprovecharon el pinchazo del equipo de Simeone,depende de lo que haga el Atleti así como de varios factores. El final va a ser de infarto.


BALE YA VALE UNA COPA

El gol increíble de Gareth Bale, bien vale una final de copa. El gol del galés es todo un monumento al fútbol.


EL ATLÉTICO SE ESCAPA, EL MADRID AGUANTA Y EL BARÇA SE HUNDE

Faltan cinco jornadas para que finalice la liga y el Atlético de Madrid se escapa, abre hueco en la cabeza con su victotia por 0-2 ante el Getafe.


El Barcelona en caida libre

El Barcelona con su inesperada derrota en Granada por 1-0, puede que haya tirado la liga. No carbura el equipo azulgrana que tras perder en los cuartos de final de la Champions ante el Atco de Madrid, es un alma en pena.


¡¡POR COJONES!!.., PERDÓN, ¡¡POR CORAZÓN!!

Con un par..., y mucho corazón fue como el Atlético de Madrid se clasificó para las semifinales de la Champions. Lo hizo a lo grande, dejando en cueros al Barcelona el gran dominador del fútbol español en los últimos años.


Penaltyexpulsión | Un blog de futbol por Alfonso Celemin
©2013