Alfonso Celemin

Alfonso Celemin

PENALTYEXPULSION

opinion

UN MAL REAL MADRID Y UN LAMENTABLE CRISTIANO RONALDO

La imagen ofrecida por el Real Madrid frente al Córdoba no se ajusta a la de un equipo grande. Ganó 1-2, pero fue un triunfo injusto se mire por donde se mire. Por el estadio Arcángel de Córdoba pasó un Real Madrid desfigurado  en todas sus lineas y al que le faltó de todo. En cambio, el Córdoba tuvo todos los atributos que le faltaron a los madridistas que jugaron con prepotencia, sin ganas y sin carácter.  No fue el Real Madrid, fue una sombra, un bulto sospechoso que salió sin ninguna ambición al terreno de juego. El alma y el hambre, el Madrid en esta ocasión, la dejaron en el vestuario. El Córdoba le superó en todo menos en los goles. Le ganó en ganas, intensidad,coraje y  en todo lo demás que os podáis imaginar. Se puede decir que ha sido una victoria vergonzosa por lo que poco que expuso el equipo de Ancelotti y con la desgana con la que se desplegó.  Al técnico italiano tampoco le gustó lo que vio. Los tres puntos logrados  no cierran la herida del mal juego de este Madrid que desde que ganó el Mundialito parece haberse desfondado como si ya hubiesen logrado algo grande. Y no es así. Desde que comenzó el año  están jugando sin ninguna calidad, carentes de garra y de ese carácter que todo equipo que se considere grande debe tener.  Están como ausentes y hay algunos jugadores fuera de foco y muy descentrados . Es el caso de Sergio Ramos, enorme defensa central  cuando está en forma, pero ahora está hecho una auténtica calamidad. Comete  fallos infantiles que están perjudicando al equipo. Fue un desastre en la eliminatoria ante el Atlético de Madrid y continúa dando muestras de falta de concentración.   Acudió  con los brazos muy abiertos e hizo penalti prácticamente al primer minuto de juego. La transformación de ese absurdo penalti le dio alas al Córdoba que se lo creyó y se impuso de principio a fin a un triste y penoso Real Madrid. Ya se que Sergio Ramos fue el héroe de la décima y así lo reconocimos , pero también habrá que decir que desde que comenzó la temporada está que pide a gritos irse al banquillo. No está centrado, encadenando fallo tras fallo. No se si le estará afectando su desencuentro con Florentino Pérez que se resiste a renovarle por una cantidad cercana a lo que gana Cristiano Ronaldo, pero el caso es que no está  y el Madrid lo está notando. En los blancos, que vistieron de negro, fallaron todas las lineas y por fallar, falló alguien a quien siempre se le espera, Cristiano Ronaldo, autor de una acción imperdonable impropia de un jugador de fútbol. Dio una  patada sin balón a Edimar. Fue  la patada de la impotencia  que habla muy poco a favor de un Cristiano que lleva unos partidos para olvidar.. Es difícil recordar un partido más anodino del portugués,  que nunca estuvo en el encuentro y que terminó de forma  vergonzosa yéndose a los vestuarios expulsado por esa acción  lamentable que le va a suponer una dura sanción, como mínimo le caerán de dos a tres partidos. Pero es que encima, cuando iba camino de los vestuarios, tuvo la arrogancia de despreciar al público limpiándose el  escudo de ganador del Mundialito. Fue un golpe de vedette y chulería innecesario que deja en un mal lugar al portugués, que debería ser más humilde. Ni el perdón posterior que pidió a través de la redes sociales, le salvan. Flaco favor le ha hecho Cristiano al Real Madrid. Además de ser baja para los próximos tres o cuatro partidos, ha dañado la imagen del club con esa patada sin balón a un contrario que va a dar la vuelta al mundo; y   daña su propia imagen  que ha quedado muy sucia. Aunque pensándolo bien, puede que le venga  bien a su equipo que descanse unos partidos y se relaje. Su baja forma es un hecho constatado. Como dijo , creo que con acierto Djukic, la culpa del juego del Real Madrid la ha tenido el Córdoba que mereció la victoria o cuanto menos el empate porque se impuso en todos los aspectos a un triste Real Madrid.  Los cordobeses no tuvieron suerte en un partido al que nunca le perdieron la cara Unicamente Benzema y Bale, escaparon de la pobre imagen ofrecida por el Madrid. El galés salvó los tres puntos. Fue irse Cristiano y Bale creció. Provocó la falta que tiró de forma fenomenal dandole en la mano a Cartabia. El  claro penalti, después lo ejecutó con solvencia. Bale fue el arcángel salvador de este Madrid carente de actitud y aptitud. Un saque de esquina y un penalti en el último suspiro le permite al peor Madrid en mucho tiempo cantar una victoria tan injusta como inesperada. Y de paso, continuar como líder. Pero jugando tan mal,  saliendo a pasear y sin competir como hicieron en Córdoba, pronto dejará esa privilegiada posición. Así no se ganan títulos.


LA MAGIA DE BENZEMA FUE LA CLAVE

  Era una mañana muy fría en Getafe –nevaba antes de comenzar el encuentro-, los jugadores  salieron al Coliseum Alfonso Pérez ateridos de frío- La pelota comenzó a rodar sobre un terreno de juego muy duro que hacia presagiar que poco espectáculo veríamos. El Getafe en los primeros minutos tenia controlado a un Madrid que dominaba pero sin chicha ni limoná.... El equipo del recién llegado técnico Quique Flores  se defendía bien y hasta sacaba con cierto criterio la pelota jugada desde su área. Poco a poco el Real Madrid fue entrando de lleno al partido, se desperezó pasadas las 12 y veinte minutos y comenzó a carburar, sobre todo Benzema que como aperitivo de la maravilla que más tarde protagonizaría, realizó una gran jugada por la izquierda, en la misma linea del corner, que James no supo aprovechar.  El gol  de los blancos acechaba pero se resistía, unas veces por falta de acierto y otras por el eficaz portero del Getafe, Codina. El juego de los de Ancelotti, era serio pero demasiado parsimonioso. Kroos, balón a la madera y descanso... Y comenzó la segunda parte, que iba a ser otra historia bien distinta. Ahí ya vimos a un Madrid más veloz y eficaz en todos los aspectos. Todos salieron más enchufados. El frío lo dejaron en el vestuario, sobre todo  Karin Benzema. El jugador más apático del equipo blanco, fue quien hizo entrar en calor a los suyos de una forma asombrosa. La jugada que precede al primer gol del Madrid es para enmarcar. Fue un prodigio de técnica y clase. Cual si fuese una bailarina, cogió un balón  en la linea de fondo de la banda izquierda del Gatafe, hizo dos amagues  sobre esa misma linea, una finta  y un pase que dejó sentada a toda la defensa de los azulones para que Cristiano marcase su primer tanto del partido. A todos dejó con la boca abierta. Y a un servidor, ese mágico movimiento, me recordó a un gol de Butragueño al Cádiz en los años 80, con la diferencia de que el “Buitre”se la guisó y se la comió el solo esa jugada que también resultó espectacular. En esta ocasión, el muchas veces indolente Benzema, fue el que despertó a su equipo de la mediocridad. El francés fue la llave del partido y el hombre clave para que el Madrid sumase los tres puntos y  seguir en lo más alto de la clasificación. Por cosas como esa genial  jugada es por lo que muchas veces exigimos más a un Benzema que es un portento  de clase y de técnica. Y,  en muchos casos, un salvavidas para su equipo. Esta vez no fue gato, fue un león que destrozó a un pobre Getafe que poco o nada pudo hacer... Después llegó el 0-2 de Bale que con el exterior marcó tras un gran servicio de James que estuvo muy acertado en el pase. Suyo fue también el que mandó a Cristiano para que hiciese  el 0-3. El portugués suma ya  28 tantos en la primera vuelta de la liga.  Casi nada. Se puede decir que el Real Madrid en Getafe estuvo al abrigo de la BBC, es decir de Benzema que puso la magia, y  Bale y Cristiano, los goles. Después de caer en la copa del Rey ante su rival capitalino, parece ser que al equipo de Ancelotti no le ha afectado caer en los octavos de final.  En el Coliseum no fue su mejor partido, pero si lo hizo con suficiencia y autoridad. Termina la primera vuelta del campeonato y el Real Madrid lo hace  como campeón de invierno, un titulo que no vale para nada pero que si nos atenemos a los datos, resulta  que el Madrid ganó 23 ligas después de ser campeón de invierno. Tras caer en la copa y gozar de más tiempo para preparar la competición domestica, al Madrid no se le puede escapar esta liga.  No hay excusas que valgan.  


REAL MADRID, EL MUNDO A SUS PIES

No fue el mejor partido posible.  La final del Mundialito careció de la brillantez que todos esperábamos. Con poco  el Real Madrid tuvo suficiente para imponerse al San Lorenzo del Almagro de Argentina  por 2-0, en un partido de medio pelo donde vimos a un equipo que salió a destruir, el San Lorenzo; y otro que intentó jugar mientras lo dejaban, el Real Madrid. El encuentro fue áspero y poco lucido. Apenas hubo fútbol, el San Lorenzo no quiso jugar. El Real Madrid se ajustó a la propuesta del rival argentino pero tuvo el acierto de no contestar a su juego subterráneo y barriobajero. Le jugó con paciencia y conocimiento  de causa hasta que llegó su momento.. En vísperas, el equipo argentino advirtió que saldría con el cuchillo entre los dientes y cumplió la amenaza. El San Lorenzo de Almagro solo salió a destruir. No se le vieron hechuras para llegar a esta final del mundo de clubes. Fue un equipo mediocre que deslució lo que pudo ser una gran final. Nunca dio la sensación que pudiese inquietar a un seguro Real Madrid que sabía de antemano lo que se iba a encontrar. En esta ocasión no hizo falta una exhibición para imponerse a un San Lorenzo  que solo aportó voluntad, porque de su futbol no tuvimos noticias. El equipo del Papa se ha comportado como un equipo marrullero, sucio y hasta violento. Su Santidad, seguro que está defraudado. El equipo de Ancelotti no necesito de una exhibición para proclamarse por cuarta vez como mejor equipo del Continente, antes Copa Intercontinental y  ahora denominado Mundialito. Invento de la FIFA, que ha ideado este torneo solo con la idea de aumentar sus arcas que según parece rebosan abundancia hasta alcanzar los 5000 millones de euros. Como antaño  con  la Copa Intercontinental, no deja de ser un enfrentamiento entre el campeón de Europa y el de Suramérica, con el aliño de  campeones  de otros continentes, que más bien actúan de teloneros Sea como fuere,  el caso es que el Real Madrid  es Campeón del Mundo. Ha levantado la copa que le faltaba cerrando un año 2014 de ensueño. Ha sido la coronación lógica para un equipo que se ha ganado a pulso el título del mejor del Continente. No solo por ganar, sino por apostar por un fútbol de muchos quilates (aunque en esta final, lo exhibió con cuentagotas). Al campeón de Europa le costó hacerse con las riendas del partido en los primeros minutos ante la buena colocación y las brusquedades de los argentinos que buscaban asustar a los blancos que se desplegaban con cierta timidez. Pero estos no se amilanaron y con paciencia fueron poniendo cerco a la portería del San Lorenzo. Era un saque de esquina tras otro. Tarde ó temprano tenía que llegar el gol. Y llegó… vaya si llegó. El alma de este equipo, Sergio Ramos, especialista en finales, volvió a parecer.  De nuevo en un salto y de un cabezazo espectacular abrió la lata en el minuto 36, que llevó la tranquilidad  a los suyos. El Madrid entonces se serenó, todo lo contrario que sus rivales que vieron como el mundo se les venía encima porque fueron conscientes que ahí comenzaba el principio del fin para ellos. Y para colmo,  al comienzo del segundo periodo, el otro especialista en finales, Bale a pase de Isco puso el 2-0 en el marcador. El galés como Ramos demostró su don especial en las finales. Ahí se acabó la historia y el partido.  El Real Madrid, entonces se relajó (demasiado a mi entender)  dejando el dominio territorial a  los del San Lorenzo de Almagro, que solo atacó cuando ya todo lo tenía perdido. El poco peligro que llevó lo solucionó perfectamente un seguro Iker Casillas. El Real Madrid termina el año como lo comenzó, pletórico y lleno de esperanza ante el devenir. Está feliz. Hay un equipo enganchado y con hambre de triunfos. Y hay, sobre todo un ambiente ideal para conseguir grandes objetivos. Culminó un año fantástico logrando la cuarta Intercontinental, una victoria que cierra el círculo. Este Real Madrid termina siendo el Rey del Universo. Está en la cima.  


BALE YA VALE UNA COPA

El gol increíble de Gareth Bale, bien vale una final de copa. El gol del galés es todo un monumento al fútbol.


EL ATLÉTICO SE ESCAPA, EL MADRID AGUANTA Y EL BARÇA SE HUNDE

Faltan cinco jornadas para que finalice la liga y el Atlético de Madrid se escapa, abre hueco en la cabeza con su victotia por 0-2 ante el Getafe.


EL R.MADRID, INDIGNO SEMIFINALISTA

¡¡Uff, que susto!! La afición blanca aún tiembla de miedo ante el bochornoso espectáculo que ofreció el Real Madrid en Dortmund frente a un Borussia que ganó 2-0 y que dejó en cueros al "todopoderoso Madrid", que más que poderoso se comportó como un equipo pequeño. Hacía más de 20 años que no veía tan empequeñecido al conjunto madridista que decepcionó a todos los niveles.


NADIE ES IMPRESCINDIBLE, NI CRISTIANO

Muchos eran los que pensaban que el Real Madrid sin Cristiano Ronaldo lo tendría muy complicado en Anoeta contra la Real Sociedad. Es más, algunos pronosticaban que allí el equipo de Ancelotti se despediría de la liga, porque difícilmente podría ganar sin su estrella. Y no solo ganó con autoridad sino que goleó (0-4) y jugó más en equipo que nunca.


ATLÉTICO-BARÇA: LA IGUALDAD POR BANDERA

Nada, que no hay manera de que Barcelona y Atlético desempaten en esta temporada. En su cuarto enfrentamiento, esta vez en la Champions, empataron a uno. Al igual que hicieron en los dos partidos de la Supercopa y en el enfrentamiento liguero, la igualdad fue lo que predominó.


EL ATLÉTICO SE MERECE ESTA LIGA

Faltan siete jornadas para que finalice la liga y si hay un equipo que se merece el título liguero no es otro que el Atlético de Madrid. Y más después de vencer al Athletic Club de Bilbao en la Catedral, donde el Atlético se graduó con matricula "cum laude", y se confirmó como el principal candidato a conquistar la preciada liga.


EL REAL MADRID ESTÁ TOCADO

Al Real Madrid en el momento más inoportuno de la temporada, le ha entrada la pájara. La derrota ante su gran rival, el Barcelona le ha sentado a cuerno quemado y ante el Sevilla se le vio muy afectado por el duro golpe del clásico. Lo que no es excusa para que no reaccionase frente al conjunto hispalense, jugando lo que se está jugando.


Penaltyexpulsión | Un blog de futbol por Alfonso Celemin
©2013