Alfonso Celemin

PENALTYEXPULSION

Neymar

GOLPE DE AUTORIDAD DEL R. MADRID  EN EL CAMP NOU

El Real Madrid, tras el paréntesis de temporada, vuelve a ser ese equipo de la temporada pasada que está en connivencia con el estado de gracia. No solo ganó con claridad al Barcelona en el partido de ida de la Supercopa de España, en el Camp Nou (1-3) sino que además doblegó a un Barcelona que claramente está ya dos pasos atrás de su gran rival. La superioridad madridista fue clara y manifiesta. El futuro del fútbol español tiene un nombre propio, el Real Madrid. En el Camp Nou dio un golpe de autoridad. De un Madrid superlativo pasamos a un Barcelona deprimido que parece languidecer. El club azulgrana está en un estado comatoso que empieza a ser preocupante. Parece que la huida de Neymar ha hecho más daño de lo que pensaban en el seno azulgrana. Cristiano Ronaldo,fue más protagonista que Messi, más taciturno que nunca. El portugués salió en la segunda parte para resolver el clásico en el momento que el marcador señalaba empate a uno. Cristiano, se hizo un poco más grande en el Camp Nou, marcando un golazo de bandera: le rompió la cadera a Piqué y mandó el balón a la escuadra derecha, quitándole las telarañas. Acto seguido imitó a Messi, se quitó la camiseta y la mostró al público del Coliseum azulgrana, ganándose la tarjeta amarilla. Una tarjeta que a la postre le costó su expulsión porque el nefasto colegiado,Ricardo de Burgos Bengochea, poco después entendió que se dejó caer en un pugna con Umtiti, cuando claramente salió trompicado en la pugna con el central francés. No fue penalti, pero ni mucho menos Cristiano se mereció la segunda amarilla. El luso, no se lo podía creer y arremetió contra el arbitro empujándole levemente. Acción que le puede costar de cuatro a doce partidos. En unos minutos Cristiano pasó de héroe a villano. Pero el gol que significaba el 1-2, queda como el mejor gol que Cristiano ha marcado en el Camp Nou.   Sea como fuere, el Real Madrid va a recurrir la segunda tarjeta amarilla por considerarla totalmente injusta como demuestra una y otra vez la repetición de la jugada. El árbitro vasco no fue tan contundente a la hora de enjuiciar el piscinazo de Luis Suárez ante Keylor Navas que el colegiado, ante la sorpresa de todos, señaló como penalti que transformó Messi, en el único gol del Barça. De Burgos Bengochea,no estuvo a la altura del clásico y se merece una buena temporada en la nevera. Fue casero y estuvo muy desacertado en casi todas sus decisiones. El Barcelona, sin pretenderlo tuvo en gran aliado en el colegido vasco. Este Barça está tan en horas bajas que ni tan siquiera pudo con el Madrid en inferioridad, por la expulsión de Cristiano a falta de diez minutos. En cambio el equipo de Zidane está tan bien que pudo con el Barcelona y con todos los elementos que tuvo en contra. El primer clásico oficial de la temporada no defraudó. Comenzó un poco tibio en la primera parte para en el segundo periodo alcanzar temperatura. Fue en este periodo cuando salieron los defectos de uno, el Barça, y las virtudes del otro, el Madrid. Y llegaron los goles. El primero autogol de Piqué tras un centro venenoso de Marcelo. El empate llegó como consecuencia de la acción tramposa de Luis Suárez que fingió una caída, engañando al colegiado que no dudó en pitar penalti que se encargaría de ejecutar, Messi. Después en la mejor jugada del partido, en uno de esos contraataques primorosos de los blancos que vistieron un feo azul turquesa, Cristiano se encargó de encarrilar el triunfo que le empuja a su equipo hacia un nuevo título. El 1-3, fue muy parecido al de Cristiano: contragolpe que finalizó con disparo por toda la escuadra de ese chico llamado a ser un fenómeno y que responde al nombre de Marco Asensio. Zidane, con esa sencillez que le caracteriza volvió acertar con los cambios. Kovacic, que se retiró lesionado, fue el perfecto sustituto de Modric. El croata cuajó un buen partido. Al igual que Isco que sigue gozando de una magia envolvente. El malagueño embruja por donde pasa. La defensa,toda ella, estuvo a gran nivel. Los más flojos fueron Bale y Benzema que siguen sin inspiración. En el Barcelona, Aleix Vidal y Deulofeu, fueron los puntos débiles de un equipo que rechina y que necesita reforzarse si no quiere morir en el intento de igualar a su gran rival. La eliminatoria parece encarrilada, y más después de ver la superioridad del Madrid sobre un Barça que parece que ha perdido la ilusión. Todo lo contrario que su histórico rival que goza de una salud envidiable y que tiene una plantilla inmejorable. Dicen que el Real Madrid es ahora mismo el mejor equipo del mundo y el segundo mejor, puede que sea la segunda unidad madridista.    


EL BARÇA HUMILLA AL REAL MADRID 

  De nuevo el Barcelona, seis años después del 2-6 volvió a exhibirse en el Santiago Bernabéu ante un Real Madrid que fue de todo menos un equipo de fútbol. Sin quitar méritos al Barça que ha hecho un partido redondo, pero la falta de actitud, de orgullo y de casta por no decir otra cosa más fuerte de los jugadores del Madrid ha favorecido la goleada (0-4) del Barcelona que humilló, y de qué manera, a su máximo rival, el Real Madrid al que deja en ruinas, y a Benítez al pie de los caballos. Fue un baño de los azulgranas a los madridistas de principio a fin en todos los sentidos:en anticipación, en presión, en ganas, en orgullo, y por supuesto en fútbol. Fue un partido de hombres, el Barcelona, contra niños, el Real Madrid que siempre llegaba tarde, y cuando llegaba no sabía que hacer... Fue un baile en su propia casa, ante su afición y contra su máximo rival que sale fortalecido, mientras que hunde en la miseria al Real Madrid de Benítez, que será el sacrificado. Porque Florentino Pérez, el gran culpable del desastre, saldrá de rositas. Echara al entrenador, dirá que se ha equivocado en la elección y hasta luego....¡¡ Ya está bien!!. Es hora que de una vez, este personaje con más defectos que virtudes para el Madrid, acepte las responsabilidades de sus decisiones y deje paso a otros que sepan de fútbol. Lleva años equivocándose en los fichajes, en la elección de entrenadores a los que ficha y echa sin criterio. No puede ser que un presidente con escasos conocimientos de fútbol sea el secretario técnico del Madrid. Al mismo tiempo que es un perdonavidas para los jugadores, a los que tiene sumamente mimados, sobre todo a sus estrellas. Pero como el señor Florentino Pérez tiene patente de corso en gran parte de la prensa deportiva, donde tiene simpatizantes a ultranza que de algún modo mantiene a cambio de especie que no dinero(ya me entienden), pues le bailarán el agua y el gran sacrificado será Rafa Benítez. No obstante, la afición ya no se deja engañar y más que contra Benitez, el Bernabéu gritó y pitó al presidente. La megafonia del estadio impidió que se oyese en toda su plenitud. Por supuesto que Rafa Benítez también sale muy mal parado de este partido. Tanto que estoy por asegurar que le va a costar su cargo. Y se lo tiene merecido por traicionarse a si mismo. Lejos de ser fiel a su ideario, hizo una alineación muy política. Hizo más caso a los postulados del que manda y a esa prensa que le está buscando las cosquillas desde que llegó, que a sus propios criterios y fracasó, alineando a un un equipo que en nada se parecía al que tenía en mente. La falta de personalidad le va a costar el puesto. Ya se lo avisamos y así va a suceder... Ha sido cobarde y está sentenciado. Los jugadores tampoco han ayudado al técnico madridista, que en efecto, se puede y se equivocó en el planteamiento táctico, pero es que hacia tiempo que no veía tanta falta de motivación, de actitud y de carácter en el Real Madrid. Y eso que era contra su máximo rival. Ya dije que el vestuario madridista no quería a Benítez y hasta que lo lo echen no van a parar.. Su despedida está muy cercana. Benítez no está siendo Benitez, y le va a costar caro. Se equivocó fiando la responsabilidad del juego en Kroos y Modric que siempre estaban a la misma altura, no presionaron y que fracasaron en la salida del balón. Casemiro hubiese dado más equilibrio a ese centro del campo donde claramente sobra el alemán que está pidiendo a gritos irse al banquillo. Benzema, por mucho que lo pida Cristiano, por sus problemas con la justicia francesa, no estaba para jugar; y el portugués, volvió a naufragar. Más vale que en lugar de enseñarnos sus músculos , nos enseñe lo fundamental en el futbol como es la entrega, la lucha y el sacrificio. Algo de lo que está careciendo la estrella del Madrid en los últimos partidos. Los centrales no estuvieron en su sitio nunca, sobre todo Sergio Ramos que no está para jugar. Si está mal de su hombro que se lo cure de una vez y deje paso a los que estén bien. De uno de sus despistes llegó el primer gol del Barcelona, obra de Luis Suarez. James, tampoco aportó mucho que digamos tras venir de jugar con su selección. Danilo, dio pena y Marcelo que acababa de salir de una lesión, no hizo acto de presencia. Después salieron Carvajal e Isco y nada cambio. Bueno si, Isco vio la roja directa por una patada infame a Neymar. En definitiva partido vergonzoso del Real Madrid que hizo un ridículo espantoso ante su afición que difícilmente le puede perdonar esta afrenta ante su máximo rival, que se paseó con un futbol total por el Bernabéu dando una lección y un autentico baño a los malcriados jugadores blancos que se saldrán con la suya para que echen al entrenador pero a costa de ensuciar la imagen del Madrid. No tienen perdón, porque el Barcelona, en efecto ha hecho un gran partido, pero es que su rival le ha dado todas las facilidades del mundo.El Madrid se acababa en la presión sobre la salida de la pelota, algo que los azulgrana jamás negociaron. Superada esa primera línea, para el Barcelona era como coser y cantar, nadie les estorbaba y llegaban al área madridista con suma facilidad.. La superioridad era táctica e individual. Ningún jugador del Madrid sobresalió, todo lo contrario que los del Barça que hicieron un gran ejercicio coral, con un Sergi Roberto, cuyos movimientos por la derecha sembraron el caos en este Madrid de pacotilla. Y para colmo, Messi estaba en el banquillo que no salió hasta la segunda parte cuando ya todo estaba atado y bien atado para los azulgranas.   El Barcelona pudo conseguir más de ese 0-4 final, si bien es cierto que el Madrid también pudo marcar algún gol pues Bravo hizo dos paradas de autentico mérito. Pero insisto, el resultado pudo ser de escándalo a favor del Barça que se va como un cohete dejando en una profunda crisis su rival de toda la vida. El futuro en el equipo blanco se adivina incierto. La afición ya no traga a su presidente que al descanso y al final del encuentro no se resistió a gritar: ¡¡Florentino dimisión!!. Esta misma afición entiende que Benítez está de paso y que puede ser destituido, pero que el mal está en las alturas. De ahí ese grito en contra de Florentino Pérez, que ha vuelto a cometer los mismos errores que cuando presentó su dimisión allá en el 2006. El mal llamado clásico ha dejado en la picota a todo el Madrid: a jugadores, entrenador y más que a nadie, al presidente que sale muy mal parado. Algo gordo va a pasar en Chamartin. “Creo que el Real Madrid necesita un cambio y tras haberlo analizado y meditado creo que es el momento oportuno de dejarlo. He malcriado a los jugadores”. No son palabras mías, son las que pronuncio Florentino Pérez el 26 de febrero del 2006 en la sala de prensa del Bernabéu , cuando presentó su dimisión. Ahora haría bien, en dejarlo.  


CONMOCIÓN EN BRASIL: NEYMAR ADIÓS AL MUNDIAL

Brasil se ha acostado conmocionado al enterarse que su gran figura, Neymar, dice adiós al Mundial tras sufrir una fractura en la tercera vértebra como consecuencia de una terrorífica entrada del colombiano Zuñiga en la recta del final de un partido que había tenido muchos episodios de dureza y hasta de violencia, que el colegiado español Valasco Carballo no supo o no quiso parar. Ambas selecciones se comportaron con excesiva agresividad que nunca estuvo justificada bajo ningún concepto. La peor parte se la ha llevado Neymar, que sabía cuando era retirado en camilla, que la lesión le impediría seguir en su Mundial. Una pena, que la ilusión de un gran jugador se desvanezca de esta forma tan poco deportiva. Todo estaba preparado para que Neymar fuera proclamado como el Rey del firmamento fútbol en su propio país. Ahora tendrá que esperar.


Penaltyexpulsión | Un blog de futbol por Alfonso Celemin
©2013