Alfonso Celemin

PENALTYEXPULSION

Sin categoría

EL REAL MADRiD SE HUNDE

  Por el Nuevo San Mamés pasó un espectro de equipo que desde que comenzó el año 2015 está desaparecido. No es ni sombra de lo que fue en el 2014. Este Real Madrid de Carlo Ancelotti está roto en mil pedazos. Ha perdido fútbol, el orden, el oremus y lo que es peor, la pasión. No juega a nada y las sensaciones que transmite no invitan al optimismo porque se ha convertido en un equipo intrascendente. No emite señales de mejora, sino más bien todo lo contrario. Da la sensación de  ser un conjunto quemado que se ha agotado antes de tiempo y con jugadores que se han acomodado tanto que casi alcanzan el estado  de pasotismo total.   Ante el Athletic Club de Bilbao que les dio una lección de fe por ganar, de intensidad y de lucha por el triunfo, nadie del Real Madrid se salvó. Todos estuvieron a un nivel muy bajo como consecuencia de la falta de tensión de la que está haciendo  gala este Madrid que aparte de tristeza, produce un inmenso sonrojo.  El equipo de Ancelotti está sin tensión competitiva, no tiene pulso y está prácticamente en coma. Les falta espíritu y ese algo más necesario para levantarse. Está en un colapso físico y mental. Y no entendemos las razones, porque si un equipo tenía que estar cansado ese tenía que haber sido el Athletic, que venia de jugar el miércoles la vuelta de las semifinales de la Copa del Rey frente al Espanyol. El Madrid llevaba toda la semana preparando el encuentro de San Mamés, sin  ningún tipo de desgaste, y sabiendo que era clave para el devenir de esta liga. Pero ni por esas, reaccionaron los blancos, que de nuevo tiraron por la borda el primer tiempo y solo jugaron algo, en los primeros diez minutos de la reacción para después diluirse en la nada..  Con la indolencia con la que está jugando este Madrid no va a ninguna parte.   Después del tropiezo del domingo pasado frente al Villarreal, el partido contra el Athletic era vital para llegar al Camp Nou con ventaja de puntos. Pero, ni por esas, de nuevo naufragó dando una penosa impresión en cuanto a falta de carácter y de intensidad. Ancelotti, está más perdido que su equipo. No está sabiendo manejar la crisis en la que esta sumido el conjunto blanco que cada vez juega con más desconfianza. No hay unión de lineas. Cada vez hay más separación entre ellas. Mientras que la linea de centrocampistas intenta multiplicarse para hacer el trabajo que los tres delanteros no hacen en las ayudas, la defensa trata de ocupar los huecos que unos y otros dejan. La BBC, es decir Benzema, Bale y Cristiano, se están comportando como figuras decorativas, que ni ayudan ni son, como lo eran hace poco, determinantes. Cristiano, fue el menos malo. Bale, está aburrido y hay que exigirle más sacrificio. Benzema, volvió a su letargo habitual y vuelve a estar en esa fase de tirarlo a los leones. A los tres delanteros se les fue la inspiración. Y además  a Isco y Kroos, se les ve muy justos de fuerzas.   El Athlétic se llevo un triunfo merecido con un golazo del eternamente joven Aduriz, que marcó un gol a la antigua usanza: de enorme cabezazo marcando los tiempos.Valverde planteó un partido basado en la paciencia; lo que diseñó Ancelotti es un misterio inescrutable. El Real Madrid careció de un plan, se fío, como le suele suceder a veces, a la inspiración de su trío atacante, que  no se conectó en ningún momento. Todo lo contrario que el Athletic, que no hizo concesiones en defensa, jugó con mucha cabeza en medio campo, y encontró la pólvora de Aduriz en la punta.   Tengo la sensación que a Ancelotti, el equipo se la ido de las manos.  No me da buenas vibraciones aunque en esto del fútbol las sensaciones cambian de un  partido a otro. Pero algo huele mal. Cuando uno se está jugando la liga y el contrario como en este caso el Athletic club, te gana por  tener más fe, ganas, coraje y en definitiva por  poner más emoción y pasión, es que algo está fallando. Que es precisamente lo que le está ocurriendo al Real Madrid,  que está enfermo  desde que comenzó el nuevo año. Aquellos 22 triunfos consecutivos ya son historia. Ahora pintan bastos, en una semana ha perdido cinco puntos y puede que la liga también.  La derrota sin paliativos sufrida en San Mamés por los madridistas deja como líder en solitario al Barcelona que en esta ocasión no fallo , goleando al Rayo Vallecano  en elCamp Nou. La liga se estrecha, y ahora durante toda la semana llegará el gran debate de si a Ancelotti le queda  ya demasiado grande el Real Madrid.    Lo que tenga que suceder quedará aparcado hasta el Gran Clásico. Pero por el momento el Madrid parece un barco a la deriva que se hunde.


EL GENIO Y EL MAGO

En una tarde de perros y a una hora en la que todavía no habíamos hecho la digestión, el Real Madrid ofreció su mejor versión en lo que va de año, goleando a la Real Sociedad por 4-1. Pero de nuevo, los de Ancelotti en el inicio de partido estuvieron en la inopía. A los 40 segundos tras el primer avance de la Real sin que nadie entrase ni presionase, se llegó al primer saque de esquina y ¡ZAS! Gol de Elustondo que ponía el 0-1. Tercer partido consecutivo que le hacen gol al Real Madrid al primer minuto de juego. Algo que tendrán que corregir con más concentración. Porque comenzar con un gol en contra a las primeras de cambio es un riesgo que le puede costar muy caro. Si en lugar de ser la Real Sociedad, hubiese sido otro rival de más enjundia, otro gallo hubiese cantado. El Real Madrid no se puede permitir esos lujos. James, que se movió con mucha habilidad en una buena primera parte, rápidamente, a los dos minutos estableció el empate. Y ahí se acabó la aventura de la Real en el Bernabéu, y más después de la lesión de Vela que se tuvo que retirar lesionado al cuarto de hora con problemas de rodilla. La Real que comenzó tuteando al Madrid, terminó bajando los brazos y entregando la cuchara a los blancos, que se empezaron a gustar y ofrecieron un buen partido, el mejor hasta ahora del 2015. Fue el partido del genio y del mago. El genio no es otro que Benzema, su partido se puede calificar de fantástico. El mago fue Isco, que era quien marcaba el tempo del encuentro, con sus fintas, sus pausas y sus pases. El francés sacó su libreto e impartió calidad por doquier. Su segundo gol, que era el 4-1, es una obra de arte en su evolución, la dejada de Isco, y en la posterior ejecución posterior de Benzema. Sencillamente fue un tanto para enmarcar. El genio, Benzema; y el mago, Isco,fueron los dos buques insignias que guiaron al Real Madrid a un triunfo convincente y satisfactorio. Quien estuvo fuera de foco durante todo el primer tiempo fue Gareth Bale, a quien no se porque razones el club parece querer promocionar cuando está ausente Cristiano. El galés no encontró su sitio porque por la banda izquierda ya estaban Marcelo e Isco. Incluso falló una ocasión clarísima por falta de entendimiento con James, que el Bernabéu no le perdonó. No se que tendrá la afición del Madrid con el galés, pero no termina de aceptarlo cuando se trata de un jugador extraordinario. No estuvo en el primer periodo, pero en la segunda parte, se dejó ver con dos grandes jugadas: la primera en el primer gol de Benzema a quien asistió como mandan los cánones de un extremo de verdad; y en la segunda, con un tacón antológico de esos que te dejan sentado. Falló dos goles cantados pero estuvo muy participativo. Algunos se empeñan en quitarle méritos a Bale, pero estamos ante un jugador que va a marcar una época en el Real Madrid. Lo que necesita es dar un puñetazo en la mesa y decir: “aquí estoy yo” para que veamos al auténtico Gareth Bale. Era el primer partido sin Cristiano, y la verdad que nadie lo echó en falta. La ausencia de la estrella madridista posibilitó que se cambiase el sistema de juego. Del 4-3-3, se pasó al 4-4-2. Consecuencia, con un centrocampista más el Real Madrid es más fiable, se asocia mucho mejor, se ayudan más dejando para los de arriba la mejor interpretación. Cuando juega Cristiano, el Madrid es más directo y vertical; cuando falta el portugués o Bale, la otra estrella, el juego es más pausado y más asociativo. No es ni mejor, ni peor sino distinto. No es cuestión de dudar de Cristiano-Dios me libre-, es una cuestión de elección y el Real Madrid tiene la gran suerte de poder elegir lo que más le conviene. En esta ocasión el Real Madrid se movió al ritmo que impuso Isco que con su eterno baile mira y busca siempre a los compañeros mediante paredes o esos pases interiores que tanto daño hacen al rival. Junto al malagueño, se citó Benzema que en eso de la asociación no tiene parangón. Le encanta eso de buscar huecos y salidas para sus compañeros. El francés se sintió como pez en el agua y de alguna forma hizo de Cristiano Ronaldo,marcando dos de los cuatro goles de su equipo. Illarramendí, volvió al equipo titular mucho tiempo después, pero sigue en estado vegetativo. Comenzó mal para terminar un poquito mejor. Una pena lo de este chico que cuando jugaba en la Real Sociedad parecía un lobo dispuesto a comerse el mundo y que en el Real Madrid se ha convertido en un cordero asustado... En resumen, que el Real Madrid en su semana grande, comenzó haciendo el mejor partido en lo que va de año. El miércoles, también en el Bernabéu, le espera el Sevilla en ese partido aplazado por el Mundialito de Clubes del pasado diciembre. Y luego, el sábado día 7, de nuevo derbi contra el Atlético de Madrid en el Calderón, pero esta vez con la liga en juego. Esta semana, es sin duda clave para el equipo de Ancelotti. Si sale indemne, habrá dado un paso de gigante para conseguir el título de liga.


¿ESTÁ EN CRISIS EL REAL MADRID?

El Real Madrid que terminó el año de forma brillante, siendo la envidia de todos sus rivales por su forma de jugar y de dominar los partidos, ha comenzado el año 2015 falto de energía y sin nada que ver con lo que vimos en los últimos meses del 2014. En el nuevo año ya suma dos derrotas consecutivas: el domingo frente al Valencia; y frente al Atlético de Madrid en la ida de la copa.  Con 2-0 en el marcador, consigue un gran resultado para la vuelta. Yo diría que es definitivo porque hacerle tres goles a los de Simeone en el Bernabéu y sin que que ellos te hagan ninguno, es misión  casi imposible. Y más teniendo en cuenta  con la garra y la casta con la que defiende el Atlétco de Madrid; y la poca artillería  y fuego que está exhibiendo el Madrid en este inicio de año. Puede que resulte exagerado decir que está  en crisis, pero si que ha entrado en una especie de bache que puede ser preocupante teniendo en cuenta lo que le espera en esta cuesta de enero. Dicen, y es verdad, que el exceso de elogio debilita y esto es lo que le debe estar pasando al Real Madrid que ha recibido tantos y en muchas ocasiones exagerados que ha llegado a creerse que era invencible. El Valencia y el Atlético, le han dado un meneo a esos que se creían que ya lo tenían todo ganado, devolviendo a los blancos a la realidad. En el fútbol como en la vida misma, la humildad es mejor que la soberbia. Y algunos de Chamartin habían traspasado la raya de la realidad. La vacaciones de Navidad se les ha indigestado a los blancos que han perdido la magia y algo más... El  Atlético  le tiene tomada la medida al  equipo de Ancelotti, quién pierde el oremus  cuando enfrente tiene a Simeone  que de nuevo le ganó en el terreno táctico. Salvo en la final de la Champions, el Madrid no sabe como ganarle a su vecino que ha encontrado la pócima para imponerse a su rival capitalino. El partido de copa entre Atlético y Real Madrid correspondiente a los octavos de final,ida, comenzó un tanto descafeinado porque en las dos alineaciones se veía a muchos suplentes. Ocho en los rojiblancos y cuatro en los blancos,uno de ellos Cristiano Ronaldo a quien Ancelotti lo quiere fresco para el final de temporada. Todo parecía indicar que los dos técnicos querían tirar la copa, más aun Simeone con tanto cambio en la alineación que si contó con  el  hijo pródigo, Fernando Torres, que a decir verdad poco o nada hizo El encuentro comenzó dominando y teniendo la pelota el Real Madrid que cambió su sistema:  Del 4-3-3 que suele utilizar Ancelotti, pasó a un 4-4-2. Quiso reforzar el centro del campo donde el Atleti siempre se hace fuerte, alineando a Kroos, Khedira, Isco y James .  De poco sirvió porque si esos centrocampistas no pelean como el colombiano pues todo se va al traste.  El Atlético no quería el balón, está más cómodo esperando a su rival, es la estrategia de Simeone que a punto estuvo de irse al traste si Sergio Ramos en el primer minuto de juego hubiese marcado en un tremendo cabezazo que paró de forma increíble el guardameta Oblak, quien cogió confianza para todo el partido. El Madrid asumió con naturalidad la custodia del balón, al que  movió tal vez con excesiva calma. Tenía la posesión y el dominio pero ¿para qué? Para casi nada, porque apenas creó ocasiones  al llegar con poca fe a los dominios rojiblancos. El Atlético con su forma de jugar termina domando a su rival. Y así  fue como acabó con la resistencia  del Real Madrid, equipo que ha perdido frescura y consistencia. Le faltó más verticalidad, más explosión y fuerza. Algo que ha repetido en las dos últimas derrotas. Con el gol del penalti absurdo de Sergio Ramos Raúl García, penalti indiscutible del central madridista que es buenísimo pero a veces como diría un castizo: “se le va la olla”  comenzó el declive del Madrid y el crecimiento atlético, que culminó con el gol de Giménez, quien como Otamendi,  se impuso en el salto a Sergio Ramos. De nuevo, el Atlético le volvió a ganar al Real Madrid a balón parado. Y,ya van una cuantas veces.... La verdad que no hubo mucho fútbol en el Manzanares. Creo  sinceramente que el Atlético se lleva demasiado premio por lo que hizo. El Real Madrid, tuvo sus opciones y mereció llevarse mejor resultado para la vuelta. Pero el fútbol tiene estos caprichos, no siempre gana el que mejor juega si no el que sabe manejar mejor sus armas. Y en eso, el Atlético fue mejor. Pero que coste fue un partido feo y tosco por parte de los dos equipos. Ni Cristiano que salió a la hora del partido logró reactivar a los suyos  que estuvieron poco profundos y demasiado contemplativos. Benzema sigue en baja, al igual que James. Arbeloa, lo siento ya no está para jugar de titular. Y a Bale, un magnifico jugador, lo están estropeando con cambiarle de posición. Para una vez que no juega Cristiano de titular y que podía jugar por la izquierda, su verdadero sitio, va Ancelotti y lo pone de delantero centro. ¡Increíble! Así es imposible que pueda rendir Sea como fuere, el caso es que el Madrid  ha perdido ese fútbol  atractivo y arrollador que tanto gustó en el último tramo del año pasado. Ha perdido identidad,energía y hasta fe. No se si será bache o es que ha entrado en crisis. Pero no es el mismo que entusiasmo no hace mucho.. Ancelotti dice  que no hay crisis, que aun quedan 90 minutos por jugarse.Es verdad, pero teniendo en cuenta la gran capacidad defensiva del Atlético y tal y como está el Real Madrid, sería toda una hazaña que eliminase a los de Simeone. De momento el Atlético da primero y tiene los cuartos de final en sus manos.cuartos en sus manos.


FALTA PONER EL LAZO

Suma y sigue, el Real Madrid  continúa en estado de gracia. En el partido adelantado correspondiente la jornada de liga número 15,  volvió a ganar (1-4), esta vez  al Almería a pesar  de las dificultades que le puso el cuadro andaluz y de no ofrecer su mejor versión. Pero aun sin brillantez, le fue suficiente para imponerse y  dejar los deberes hechos antes de irse al Mundialito de clubes que comienza el próximo martes, en Marruecos.  De esta forma, el Real Madrid  consigue su vigésimo triunfo de forma consecutiva. Se dice muy pronto, pero es complicado llegar a los 20 partidos sin conocer la derrota. Además lo hizo goleando y volvió a dar la sensación que puede prorrogar aún más   esa magnifica racha de triunfos.    El Madrid con goles de Isco (golazo), Bale y doblete de Cristiano Ronaldo, venció con contundencia a un Almería que fue un rival muy digno al ofrecer gran resistencia durante las tres cuartas parte del encuentro. Pero esa  fortaleza se acabó en el momento en el que Iker Casillas le paró el penalti a Veza con 1-2 en el marcador. Fue la jugada clave del partido y ahí vimos al mejor Casillas. Ese penalti de Marcelo a Edgar –claro a todas luces-, fue a la hora del partido cuando más estaba sufriendo el Madrid. Casillas salvó un empate de incertidumbre, que podría haberle acarreado muchos problemas a un dubitativo equipo blanco    El portero blanco recuperó protagonismo –falta le hacia-, mucho tiempo después de pasarlo canutas por diversas circunstancias y por   dimes y diretes. Con la parada de la pena máxima salvó a su equipo de un partido muy complicado. No solo protegió el marcador sino que hundió al Almería y dio alas a los suyos en un encuentro muy áspero que al Madrid le costó dominar ante el despliegue físico y la presión a la que le sometió el equipo andaluz.    Es tal la inercia ganadora de este Real Madrid, que sin brillar y sin realizar su mejor juego es capaz de golear y embrujar a su belicosa rival. El equipo de Ancelotti, no jugó con la fluidez de otras ocasiones, pero con su clase y con el talento de sus individualidades resolvió la ecuación: Isco se inventó una genialidad de las suyas, abriendo la cuenta; Bale  nos recordó que es un magnifico rematador de cabeza; y como no, Cristiano fiel a su cita, se marcó un doblete (ya suma 25 goles en 15 partidos de liga, casi nada). Es una bestia de jugador.    El portugués a pesar de sus dos goles no fue el mejor. Los mejores del Real Madrid fueron sus dos laterales: Carvajal y Marcelo, dos auténticos puñales que destrozaron a la defensa almeriense. Por ahí se empezó a fraguar el triunfo madridista que en esta ocasión no contó con la mejor versión de Benzema. En cambio, Bale nos recordó al de la temporada pasada por su fuerza y velocidad. Illarramendi  tuvo  escaso protagonismo y a Kroos se le vió cansado, todo lo contrario que Pepe, que está pletórico.    No fue el mejor Real Madrid de la temporada, pero jugó lo suficiente para imponerse a un audaz Almería que  demostró  ser mejor que su clasificación  Lo del equipo de Ancelotti es otro cantar, es,  el estado de gracia permanente que le dura ya 20 partidos. Es, la fuerza de la costumbre al éxito lo que empuja a este equipo blanco que va camino de lograr el récord Guinness de triunfos consecutivos, que está en 24. No duden, que lo puede conseguir. Ahora se abre un paréntesis liguero para el líder de la liga. El Mundialito de clubes  espera a los blancos para que pongan el lazo a un año de ensueño.  


EL REAL MADRID RESUCITA AL BARÇA

El Real Madrid con su empate (1-1) frente al Valladolid dice adiós a la liga. Y lo peor de todo es que con su suicidio liguero, ha resucitado a su máximo rival: el Barcelona, que ganando los dos partidos que le restan (el último es contra el Atlético) se proclamaría campeón.
Pero la última palabra la tiene el Atlético de Madrid que sigue dependiendo de si mismo. Dos empates le sirven para conseguir el ansiado título.
Lamentable la actitud de buena parte de los jugadores del Real Madrid, que de una forma vil ha tirado la liga por la borda


GUARDIOLA DOBLÓ LA RODILLA EN EL BERNABÉU

En la otra semifinal de Champions, Real Madrid cobra una mínima renta (1-0) que pudo ser mayor frente a un Bayern de mucho toque pero poca enjundia. Benzema marcó el gol en una preciosa contra lanzada por Cristiano y Coentrao. El Bayern, mucha posesión y escaso remate.
Partidazo con mayúsculas el que protagonizaron Real Madrid y Bayern Múnich en un repleto y entusiasta Santiago Bernabéu que más que nunca fue el jugador número 12. El Madrid, ya comenzó a ganar el partido a su llegada,en autobús al estadio: ¡¡Fue la locura!!


EL REAL MADRID ESTÁ TOCADO

Al Real Madrid en el momento más inoportuno de la temporada, le ha entrada la pájara. La derrota ante su gran rival, el Barcelona le ha sentado a cuerno quemado y ante el Sevilla se le vio muy afectado por el duro golpe del clásico. Lo que no es excusa para que no reaccionase frente al conjunto hispalense, jugando lo que se está jugando.


Camino a Brasil

No solo la selección española va afinando su puesta a punto para el Mundial de Brasil que comienza el próximo 12 de junio, las demás selecciones también. En un miércoles lleno de compromisos internacionales, los equipos favoritos confirmaron ese favoritismo.


Penaltyexpulsión | Un blog de futbol por Alfonso Celemin
©2013