Alfonso Celemin

PENALTYEXPULSION

Sin categoría

BENÍTEZ SIGUE EN EL CADALSO

       Ya llueve sobre mojado, el Real Madrid que empezó tomando Mestalla con buen juego y con un golazo de Benzema a los 16 minutos y que continuó algunos minutos más tratando de romper el partido, pasada media hora se echó a dormir y dejó que el Valencia cobrase vida. Sucedió lo mismo contra el Atlético de Madrid y Sevilla, que comenzando de maravilla terminó dormido en los laureles. Por lo que se ve no han aprendido la lección.  El empate a dos frente a un Valencia muy combativo, llega después de otra igualada del Barcelona, perdiendo otra ocasión de restar puntos respecto al conjunto azulgrana que pierde la primera posición en favor del Atlético de Madrid, que ha sido son duda alguna el equipo más beneficiado de la jornada. Pero al menos en esta ocasión los jugadores del Real Madrid no bajaron los brazos y en la segunda parte, sobre todo cuando se quedó con diez jugadores por expulsión de Kovacic en el minuto 22 del segundo periodo, sacaron el orgullo y la casta y a punto estuvieron de llevarse un partido que tuvo una gran intensidad y que fue reñido hasta el último segundo. En esta ocasión, no hay lugar para criticar el juego del Real Madrid que creo fue mejor que el Valencia en el computo general y más teniendo en cuenta que no solo jugó con diez jugadores por la expulsión de Kovacic, sino que lo hizo con nueve por la abstención de Cristiano Ronaldo que nada aportó al partido. Volvió a estar ausente y ya van unos cuantos. A pesar de estas ausencias, el Madrid en esta ocasión le puso coraje y tuvo la actitud que se requiere para afrontar los momentos difíciles. Sacó la casta y a punto estuvo de llevarse el triunfo en un choque más que vibrante con un Valencia que se refugió demasiado en su área pero que supo responder en todo momento las arrancadas del Madrid. Los de Mestalla, también es cierto, pudieron sumar los tres puntos si Kaylor no le saca un balón a Negredo en el último minuto, cuando todo el estadio ya cantaba el gol. Acto seguido Bale tuvo la última oportunidad del partido, pero mandó el balón a las nubes. Nada se le puede reprochar al Madrid que vimos en Mestalla, si acaso, que aflojara en el último cuarto de hora del primer periodo. El Valencia, al igual que el Madrid le puso intensidad, pero no tuvo la valentía de irse a por el partido cuando estuvo en superioridad numérica El factor determinante del encuentro y que tal vez el equipo de Benítez no sumase los tres puntos fue la nefasta actuación del colegiado Sanchez Martinez que claramente perjudicó al Madrid en dos jugadas decisivas, en dos penaltis que fueron determinantes en el desarrollo del partido: Penalti de libro a Bale al borde del descanso, que seguramente hubiese significado el 0-2. Mientras el propio Bale y algún jugador más protestaba al colegiado, Andrés Gomes, una delicia de jugador, provocó el penalti de Pepe, que en esta ocasión si vio claramente el arbitro cuando no era tan claro como el que hizo Orban al galés. La segunda jugada decisiva, llegó en el segundo periodo y mas que decisiva fue determinante. Abdennour empuja a Cristiano Ronaldo en lo que parece penalti, que Sanchez Martinez no quiso ver. A continuación Kovacic, como desesperado, hizo una más que fea entrada a Cancelo y fue justamente expulsado. Si la semana pasada el Madrid contó con el favor del colegiado en el encuentro ante la Real Sociedad y de lo que tanto se habló; en esta ocasión también hay que destacar que el Madrid sufrió un gran infortunio arbitral. Los de Benítez mejoraron en Mestalla, pero no fue suficiente para meterse de lleno por el título de liga. Benzema recordó viejos laureles y su gol fue una obra de arte en la que intervinieron de forma muy activa Bale, con un perfecto taconazo, y Cristiano Ronaldo que dio un pase a lo Laudrup (engañando con la mirada). Fue lo único que hizo el portugués, porque después nada aportó. Sigue desaparecido... Bale, parece que está en plena forma y está siendo de los más destacados en los últimos partidos. Suyo fue el 1-2 de un gran cabezazo y después llegó el error de la defensa madridista, más concretamente de Sergio Ramos, que dejó desatendido a Alcacer que logró el definitivo empate a dos. El Madrid no ganó al Valencia, pierde otro tren para subirse a la liga. Con respecto al Barça sigue a dos puntos, pero con un partido más, y a cuatro del Atlético que es ahora el líder solitario. Así las cosas, y después de este empate a dos ¿Seguirá Benítez como entrenador del Real Madrid? En la próximas horas todo puede suceder, teniendo en cuenta los antecedentes de Florentino Pérez con sus entrenadores. Pero teniendo en cuenta el desarrollo del partido frente al Valencia donde pudo ganar o perder pero que dio la cara con diez jugadores, lo normal es apostar por la continuidad de Benítez que debe dejar de ser cuestionado en cada partido. No es conveniente cambiar de proyecto a mitad de temporada, y menos aún cuando no hay un recambio de garantías. No nos engañemos, Zidane, al día de hoy aún está muy verde. No obstante, conociendo como conozco a Florentino Pérez, no le garantizo la continuidad a Benítez que sigue sin tener el crédito y la confianza de la directiva y sobre todo del vestuario. Al presidente no le gustó la suplencia de James, así como que tenga en el olvido a Isco. Los acontecimientos se pueden precipitar.


BENÍTEZ SE COME LAS UVAS

   Rafa Benítez, al menos, se comerá las doce uvas como entrenador del Real Madrid a pesar de la opinión en contra de un pitoniso nocturno, que sin argumentos y simplemente como apreciación personal, dijo que el actual entrenador del Real Madrid no volvería a serlo tras las vacaciones navideñas. No solo regresó para seguir siendo el técnico madridista sino que comenzará el 2016 ejerciendo la función para la que fue fichado en el mes de junio, tras ganar el Real Madrid 3-1 a la Real Sociedad.   Todos sabemos que Rafa Benitez tiene muy difícil acabar la temporada como entrenador madridista, pero algunos ya le mataron antes de tiempo. Un poquito de ética y de profesionalidad, por favor. No juguemos con la dignidad de las personas. Ya se, que Benítez no es santo de devoción de casi nadie. Que es un entrenador que no tiene ni glamour ni carisma, que no gusta a los jugadores blancos, a gran parte de la directiva y a un buen numero de aficionados. Pero creo que merece un respeto por parte de todos, sobre todo de una buena parte de la prensa deportiva que igual que sucedió con Mourinho, fue llegar y empezar a cuestionarle. Si a esto añadimos que es un técnico que no despierta simpatías por su forma de ser y su presencia física, pues está todo dicho. Parece como si él fuese el único culpable de las muchas dudas que despierta este Real Madrid que no convence ni aun ganando. La actual prensa deportiva, que se dedica más opinar que a informar, creando estados de opinión más cercanos al amarillismo que a la realidad, le está buscando las cosquillas desde el minuto uno. Hay una ola de antipatía hacia Rafa Benítez que ha llegado hasta la afición, que le pita en cada partido que se disputa en el Bernabéu, siguiendo las pautas marcadas desde buena parte de la cada vez más desacreditada prensa deportiva. Lo más curioso y que llama la atención, es que el Real Madrid en los últimos partidos cuando juega en su estadio parece que lo hiciese fuera de casa por los pitos y abucheos que se prodigan. Y la verdad, eso ayuda poco a encontrar la paz que el equipo necesita. Benítez se está equivocando en muchas cosas; tal vez no está sabiendo manejar el vestuario, es un pesado en las cuestiones tácticas y no tiene manga ancha. Pero lo que no se puede negar es que es un técnico contrastado, muy trabajador y exigente. ¡Y ay amigo! Eso no parece que guste demasiado a los jugadores. Cuando se critica a Benítez, no oigo que hagan las mismas críticas hacia esos jugadores que por su falta de intensidad y actitud se dejaron tres puntos vitales en Villarreal; que carecieron de alma y de espíritu en la dolorosa derrota ante el Barcelona, en el Bernabéu; que jugadores como Cristiano, James, Kroos o Sergio Ramos están en el lado oscuro ofreciendo un rendimiento más que sospechoso; que el presidente en nada ayuda con su poca firmeza y en toma de decisiones. En resumen , que son muchos los culpables, y no solo el entrenador, de lo que le está sucediendo a este Real Madrid. Pero si hemos de echar a alguien la culpa, yo se la echo a los jugadores por la enorme apatía con la que están jugando. En lo que si tiene la culpa Benítez es que no se atreva a quitar a jugadores que están en un estado de forma lamentable como Kroos, una sombra de lo que fue, Sergio Ramos que está viviendo ya dos temporadas de su gol en la final de la Champions en Lisboa ; James, que está gordo y sin chispa de velocidad, pero que eso si, cuando le quita antes de terminar los partidos, le falta tiempo para quejarse; Modric, en muy baja forma y hasta Cristiano Ronaldo que ha hecho partidos infames. Escrito está hace dos meses, los pesos pesados del vestuario madridista no quieren a Benítez y hasta que no lo echen no van a parar.Poco les importa que con ello arrastren y ensucien el escudo del Madrid. Sinceramente, no encuentro otra explicación al pobre juego que el equipo blanco está desarrollando. Cómo el vestuario no haga causa común, les guste o no Benitez, llevarán al Madrid al abismo y a un nuevo fracaso. Ante la Real Sociedad, más de lo mismo. Ganó el Madrid 3-1, pero no convenció. Su juego sigue generando muchas dudas. Ganaron los blancos y Rafa Benítez gana tiempo que no crédito, porque el juego del Madrid no despega. Los madridistas ganaron por algunos destellos repentinos de juego y poco más. Bueno, también, por al arbitraje del colegiado González González, que fue como un amigo, al señalar dos penaltis más que dudosos a favor del Real Madrid. El primero, que hicieron a Benzema por leve empujón, lo falló Cristiano y en el segundo, por manos involuntarias del defensor de la Real Yuri, acertó. Fue otra victoria precaria que vienen a testimoniar las muchas dudas de este Real Madrid que tiene soliviantado a su publico que volvió a sermonear a los suyos con pitos y mucho ruido. Todos los jugadores blancos están fuera de foco, incluido el mismísimo Cristiano Ronaldo, quien al menos volvió a ser decisivo al marcar el 2-1. Bale, fue el mejor jugador madridista, y más aun cuando jugó por la izquierda. Suyo fue el pase, magistral por cierto, que sirvió para que Lucas Vázquez marcase el gol de la tranquilidad, el definitivo 3-1. El centro del campo volvió hacer aguas: Kroos, es una sombra; Modric ha perdido el compás y James, sencillamente no está. Sin centro del campo que presione, que atosigue, es difícil que el equipo rival no te cree ocasiones y llegue con facilidad al área. La Real Sociedad, muy digna ella, tomo buena nota, y dominó muchos minutos la pelota, el juego y la posesión. Le faltó profundidad, tal vez por las lesiones de su delantero centro Aguirretxe y de su jugador más clarividente, Canales, que se ha vuelto a romper. De nuevo se ha roto el cruzado de la rodilla. Mala suerte la de este chaval que creo es la tercera vez que se rompe los ligamentos. El partido entre el Real Madrid-Real Sociedad no pasará a la historia por su buen juego, pero los tres puntos de los blancos sirven para que Rafa Benítez respire un poco. Los que estaban con la guillotina preparada tendrán que guardarla, al menos hasta el domingo. El Valencia espera... De momento se comerá las uvas.


LA GRAN MENTIRA DE UNA GOLEADA

    Pocas conclusiones se pueden sacar del Real Madrid-Rayo Vallecano que finalizó con una goleada de escándalo, 10-2 favorable al equipo de Benítez que sigue sin transmitir buenas sensaciones. El triunfo apabullante del Real Madrid no es para sacar pecho porque mientras el Rayo estuvo con once jugadores dominó de forma absoluta a los blancos. Los de Vallecas iban ganando con once contra once. Después se quedó con nueve jugadores por una imprudencia de Tito que se ganó a pulso su expulsión por una fea y dura entrada a Kroos; y un exceso de vista del arbitro Iglesias Villanueva, que señaló como penalti un agarrón de Baena a Sergio Ramos cuando este iba a rematar de cabeza un saque de esquina. Faltas por agarrones y empujones hay varias en cada partido cuando hay un saque de esquina. Si se pitasen todas, el juego en las áreas seria un imposible. Por eso me pareció un exceso de celo lo del arbitro de este partido, quien después se traicionó cuando dejó de señalar evidentes penas máximas en la segunda mitad contra un Rayo que ya estaba roto.   A los aficionados madridistas que se dieron cita en el Bernabéu, no les gustó ni la forma ni el fondo de la que puede ser la goleada de la temporada. No les gusta ganar de semejante forma. Así lo expresó al descanso del encuentro y con el abandono de muchos de esos aficionados antes de finalizar el encuentro. No fue una goleada normal, porque los diez goles vinieron condicionados por las dos expulsiones. Antes de que eso ocurriese, el Real Madrid iba perdiendo por 1-2, al remontar el Rayo el tanto inicial que Danilo marcó a los tres minutos. En apenas diez minutos, el equipo de Paco Jémez practicando un gran fútbol, se puso por delante ante el asombro del publico que volvía a ver a los suyos perdidos en la nada. Con nueve jugadores cuando apenas se llevaba media hora de juego, como era de esperar, se fue diluyendo hasta terminar recibiendo goles de todas las maneras y colores. Fue entonces, en clara inferioridad, cuando la BBC abusó del Rayo: cuatro de Bale, tres de Benzema y dos de Cristiano Ronaldo. Los brutal goleada fue un castigo y humillación injusta e inmerecida. Cuando hubo igualdad el Rayo Vallecano fue mucho mejor equipo. Arrinconó a los blancos y asustó al Bernabéu, que no salió nada satisfecho de este Madrid que sigue generando muchas dudas y que claramente está fracturado en lo deportivo y en lo social. No fue un triunfo para presumir por las circunstancias que ya hemos enumerado. Ganar cuando el rival se queda con nueve jugadores y con una hora por delante no es para estar orgulloso. La afición del Madrid no lo está, ni los propios jugadores que apenas celebraron los goles, sobre todo Cristiano Ronaldo, quien tuvo la desfachatez de echar en cara los pitidos del Bernabéu cuando el Rayo le estaba dando un buen meneo al pasmado equipo blanco. El resultado a todas luces es engañoso. La afición que está muy cansada de la poca actitud de un equipo que sigue empeñado en hacerle la cama a Benítez, aun a costa de perjudicar la imagen del Real Madrid, sabe que la goleada es un tanto artificial porque en el tramo donde hubo partido de verdad, el Rayo fue infinitamente superior, por juego, ganas y voluntad. Después cundo pasó lo que pasó, ya no hubo partido porque no había rival. El partido, entonces fue de mentira.Es la goleada de la gran mentira. PD. La buena noticia del Real Madrid en esta semana, ya era ahora que así lo reconocieran, es el nombramiento o mejor dicho el planteamiento para que la Asamblea lo apruebe, de Paco Gento como presidente de honor. Se lo merecía, el jugador más laureado del futbol mundial. Nadie tiene tantos trofeos como él. Es el único jugador del mundo con seis copas de Europa. Di Stéfano eclipsó a este grandísimo jugador. Diría, incluso que fue más grande que la Saeta Rubia. Lo que pasa es que siempre estuvo en segundo plano y huyo de los focos. Pero la historia de Paco Gento en el Real Madrid ahí queda. De esa grandeza, de sus éxitos, de sus títulos y de ser el mejor extremo izquierdo del mundo -nadie le igualado todavía- , apenas ha habido noticias. Nunca tuvo el reconocimiento que se merece. Ya era hora. Más vale tarde que nunca.  


¡¡DIOS MÍO,EN QUE MANOS ESTÁ EL MADRID!!

¡¡QUÉ VERGÜENZA!! Increíble pero cierto, todavía necesito despejarme para creérmelo, El Real Madrid,salvo maniobras orquestales en la oscuridad, va a quedar eliminado de la copa del rey por alineación indebida de su jugador Cheryshev en el partido de vuelta de los dieciseisavos de final que se disputó en el Ramón de Carranza y que finalizó con victoria madridista por 1-3. A todas luces, fue un una victoria indebida. El club blanco se enfrenta a una más que posible eliminación de la Copa, porque el jugador ruso no podía jugar al arrastrar de la temporada pasada cuando pertenecía al Villarreal, un partido de sanción por acumulación de tres amarillas. La última la vio el seis de Marzo del 2015 en el partido de vuelta de las semifinales de copa,perteneciente a la campaña anterior frente al Barcelona, por entrada a Luis Suárez. A pesar de que Cherysev cambió de equipo, la sanción sigue en vigencia y la tenía que haber cumplido en este primer partido copero ante el Cádiz. Pero nadie en el Real Madrid se dio cuenta de esta circunstancia, lo que no deja de ser un error mayúsculo que le va a traer consecuencias muy graves a los blancos. Y digo yo, para qué tanto personal en el club si luego son incapaces de darse cuenta de este detalle tan elemental Lo del Real Madrid esta temporada es de chirigota, y nunca mejor dicho, porque ha tenido que ser en Cádiz donde el equipo que preside Florentino Pérez haga un ridículo espantoso que ha provocado la guasa de los gaditanos (menudo son ellos) y ha sido el hazmerreir de los rivales, como Piqué que ha vuelto, a través de las redes sociales, a cachondearse de esta metedura de pata del Real Madrid. Este chico Piqué no es mas tonto porque no entrena... Lo menos que podía hacer es callarse. Ya sabemos que es un error imperdonable pero hay que tener la decencia de no reírse de los males ajenos. Pero de respeto y educación, sabe muy poquito el niñato de Piqué. En el Ramón de Carranza, como quiera que era un partido sin grandes dificultades, Benítez decidió colocar al canterano en el once inicial. Y curiosamente el ruso fue el autor del primer gol del Madrid al aprovechar un magnifico pase de James. Un gol como los que después marcó Isco por partida doble, que seguramente no van a servir de nada porque por imperativos legales el Madrid quedará eliminado. Esta misma temporada, el Osasuna fue eliminado por alineación indebida de Unai García, en la segunda ronda, jugada a partido único. El juez de Competición de la Federación acordó dar a los navarros por perdido el partido y echarle de la Copa del Rey. Benitez ya sabe lo que es caer eliminado por alineación indebida, fue en su etapa como entrenador del Valencia en el 2001. Alineó a cuatro extra comunitarios-solo se permitían tres-contra el Novelda y quedó fuera de la Copa. En esta ocasión, el técnico tan dado a obsesionarse con la estadística y de controlar todos los detalles, falló de forma estrepitosa. Pero no echemos la culpa solo al entrenador, el fallo va más allá y engloba a todo el Real Madrid. Fallaron todos los estamentos del club desde la presidencia, pasando por el propio jugador, el delegado Miguel Porland Chendo, el entrenador, etc,etc... En definitiva, falló toda la estructura de la entidad madridista. Y saben, ¿por qué falló? Porque falta la figura de un director deportivo. En un club como el Real Madrid no existe ese cargo tan importante. Bueno, si hay uno, Florentino Pérez, pero no ejerce como tal, solo hace que fichar lo que le apetece sin encomendarse a nadie. Por eso, el dedo acusador en repartir culpas también se debe dirigir a la presidencia. Vuelvo a reiterar, que Florentino Pérez haría un gran favor dejando la presidencia del Real Madrid. Tiene al club sumido en un gran vacío de poder. El está más a otras cosas que a dirigir como se merece los designios del equipo que fue declarado el mejor del siglo XX. Este error, este inmenso fallo no es posible que lo cometa un club tan grande como el Real Madrid con un presupuesto superior a los 500 millones de €. Este fallo produce cuento menos vergüenza. Me consta que Florentino Perez, por lo que es, por ser un empresario de éxito, está avergonzado por lo sucedido porque sabe que este hecho va a producir mucho daño a la imagen del Real Madrid y a la suya, amen de las consecuencias deportivas y económicas que se deriven del adiós prematuro del Real Madrid de la copa, por un monumental fallo impropio de un equipo de la categoría del Madrid. Este cantada de enormes proporciones no le pasa ni al equipo de mi pueblo, Cabezamesada F.C. El delegado, Chendo, también es de los señalados en toda esta desagradable y triste historia, porque es el encargado de llevar el control de las sanciones. Y por supuesto, el otro gran culpable es el propio Cheryshev, por su falta de responsabilidad y de memoria. El Cadiz tras reunión de su presidente con los directivos, ha anunciado que va a denunciar al Real Madrid por alineación indebida. Lo que supone, según el reglamento de la FEF, y que ya se ha aplicado a otros equipos, la eliminación del Madrid de la copa del rey a las primeras de cambio. El Madrid va alegar, según ha dicho Emilio Butragueño, director de Relaciones Institucionales, desconocimiento al no haberles comunicado nada la Federación española de fútbol, el Villarreal y el propio jugador. Algo que no les exime de su inmenso error porque el Comité de Competición hace la comunicación pública. Y así lo hizo el día 6 de marzo anunciando que a Cheryshev le había caído un partido de sanción por acumulación de tres tarjetas amarillas en el torneo de la Copa del Rey. Lo que no hizo el Madrid, por medio de su dirección deportiva (que no tiene) o mediante el delegado, solicitar a principio de temporada a la Federación un recordatorio de las sanciones de los jugadores que proceden de otros clubes. Ni Chendo, ni nadie en el Madrid lo hizo. Ahora llegan las consecuencias de tanto desorden e incapacidad: otro ridículo. Algunos ya dicen, no sin sorna, que el Real Madrid más que un equipo de futbol parece el club de la comedia. Quien te ha visto y quien te ve.... Cuando suceda lo que tiene que suceder, será la hora de pedir explicaciones y responsabilidades. Mas de uno se tiene que ir o mejor dicho será despedido. Mucho me temo que peligra el puesto del delegado Chendo y hasta del propio Benítez....La cuerda siempre se rompe por la parte más débil.    


ADIÓS KOBE RRYANT, LA MAMBA NEGRA

La noticia de la retirada de Kobe Bryant del baloncesto en el próximo mes de Abril, es de esas noticias tristes que de vez en cuando se dan en el mundo del deporte.   Hay deportistas que no deberían retirarse nunca, y el jugador de los Angeles Lakers, es uno de ellos. Hizo del espectáculo y de la fantasía su razón de ser en en un mundo tan competitivo como es la NBA. Esa es su principal aportación, además de ese juego tan plástico y ese poder de atracción que ejercía por las canchas estadounidenses. Después de Michael Jordan, Kobe Bryant ha sido el jugador más espectacular que mis ojos han visto. Eso si, también ha sido el más anárquico de todos. Pasaba de sistemas y ordenes tácticas. Era de esos que hacia la guerra por su cuenta, pero una guerra que siempre terminaba ganando. Su anarquía era una virtud, porque era tan bueno que resultaba determinante. Kobe Bryant, era talento en estado puro. Ha habido muy pocos jugadores que hayan sido tan creativos como él. Se adueñaba de los partidos y anotaba desde cualquier posición ante el asombro de sus adversarios que no daban crédito. Era y es un jugador único con una personalidad desbordante y una determinación que le ha llevado a lo más alto de la NBA junto al irrepetible Michael Jordan. Ha sido después de Jordan, el más grande del mundo del baloncesto. Kobe ha vivido por y para la canasta con una entrega y profesionalidad encomiable. Quiso ser el más grande y compitió hasta el final para lograrlo. Pero la sombra de Michael Jordan es demasiado alargada. Su obsesión fue siempre igualar e incluso superar a la leyenda viva de la NBA,Jordan. Objetivo, que fue una bendición y una maldición mismo tiempo. Siempre tuvo en la mente al 23 de los Chicago Bulls. Tanto que incluso llegó a desafiarlo. Al comienzo de su carrera con 21 años, cuenta Phil Jackson en su libro de Once anillos, que cuando Kobe saludo a Jordan allá en 1999, en Washington le dijo henchido de orgullo y el rictus muy serio: “Por si no lo sabes, puedo patearte el culo de igual a igual”. Jordan, se rió y le señaló como diciéndole que llegaría muy lejos. Y así fue.... No le superó en anillos, seis tiene Jordan por cinco de Bryant, pero al menos le superó en puntos. Puede presumir de haber concluido su carrera como el mejor tercer anotador de la historia, solo por detrás de Abdul-Jabbar y Karl Malone y por delante de Jordan (32.292 puntos). Como jugador no ha superado a Jordan, pero si se puede decir que Kobe ha sido su sucesor. En el 2003 apareció la figura de Lebron James que quiere ser el sucesor de Jordan ,pero ni se le acerca.... le falta el carisma y ese poder de atracción que tiene Bryant tanto dentro como fuera de las canchas. A sus 37 años, harto, cansado y desgastado por las lesiones que le han amargado la existencia en los tres últimos años a la vez que está destrozado moralmente por el deterioro que viene padeciendo su equipo de toda la vida, Los Angeles Lakers donde ha estado 20 años, que ha pasado de ser uno de los grandes de la NBA a ser uno de los más vulgares. Ha decido que ha llegado la hora del adiós que lo deja porque ya no puede más. Su maltrecho talón ya no le responde. A sus espaldas quedarán más de 20 años de carrera, con cinco anillos tres junto a Shaquille O’Neal y dos con su gran amigo Pau Gasol. Amen de 17 participaciones en el All Star, ademas de conseguir dos medallas de oro olímpicas con EEUU y de ser declarado el jugador más valioso hasta en tres finales. Todo un fuera de serie. En abril, cuando su equipo juegue su último partido oficial frente a los Utah Jazz el 13 de abril, pondrá punto final a su carrera donde ha dejado la impronta de gran estrella. Se va uno de los mejores de la NBA. Después de de Michael Jordan, sin duda alguna, el mejor. Se va el último rockero del baloncesto. Se va, la fantasía y el espectáculo. Se va la Mamba Negra, ese que paralizaba a sus rivales extasiados ante tanto talento, versatilidad y plasticidad. Se nos va a ir el segundo mejor jugador de la historia de Baloncesto, Kobe Bryant.  


VICTORIA SIN BRILLO

      Después de una semana muy convulsa en el Real Madrid , el encuentro frente al Eíbar era vital no solo para Benítez sino para el devenir del equipo blanco en la liga. Era el todo o nada. Sin brillantez pero con justicia ganó el Madrid por 0-2 en Ipúrua con lo que el técnico madridista tendrá una semana de tranquilidad así como el propio equipo. Algo que agradecerán los cimientos de la casa blanca tan dañados en los últimos siete días. Dada la trascendencia del encuentro frente al modesto Eibar, hasta ahora el equipo revelación del campeonato, Benítez salió con todo su arsenal, excepto Benzema, mas pendiente de su litigio con la justicia francesa que de jugar al fútbol. Kovacic fue la sorpresa en el centro del campo y James jugó por el sancionado Isco. La BBC, esta vez no fue posible a pesar de pedirla y casi exigirla los diarios deportivos de la capital. Al Madrid le costó coger el pulso al partido ante la presión casi asfixiante del Eibar, que soñó con dar la gran campanada y dejar herido de muerte a su rival, que como se esperaba comenzó preso de la inseguridad que les persigue después de las dos últimas derrotas ligueras, frente al Sevilla y Barcelona. Fue al borde del descanso cuando Bale encarrilo el encuentro al marcar el 0-1, gracias a un cabezazo del galés que volvió a marcar tres meses después de su último gol que fue contra el Betis allá a finales del mes de agosto. En el segundo periodo Cristiano Ronaldo sentenció el partido al transformar un penalti que hizo Dani García a Lucas Vazquez quien había sustituido a Kovacic . Un penalti más que dudoso, sin embargo pocos minutos antes, el colegiado Gil Manzano, que fue lo peor del encuentro, no sancionó la pena máxima a un claro empujón a Cristiano Ronaldo cuando iba a rematar de cabeza. Son las cosas de los árbitros que quieren erigirse en protagonistas. Ganó, el Madrid, pero como decíamos sin ninguna brillantez, pero eso si con mucho trabajo porque el Eibar fue fiel a su filosofía: luchar hasta la extenuación. Murió con las botas puestas. Los blancos siguen enfermos, se les ve desorientados y confusos. La goleada frente a su rival de toda la vida, el Barcelona, les sigue atenazando y pesando a la hora de definir. No tienen las ideas claras, sobre todo Cristiano Ronaldo que sigue en el lado oscuro. Solo fue capaz de marcar de penalti. Antes de transformar la pena máxima, tuvo dos clarísimas ocasiones de gol que se fueron al limbo. El portugués no está centrado y hasta me atrevería a decir que hoy en día es más un problema que una solución. No está y además ofrece una imagen de ofuscamiento permanente. Por no hablar de su inoperancia en el lanzamiento de las faltas que ya roza el ridículo. En Ipurúa tuvo de esas que a los especialistas no se les escapa. Lanzó dos, y agua. Benítez debería tener la autoridad suficiente pata decirle que deje de ejecutarlas y de paso a otros, como a Bale, un especialista a quien apenas se le ve. El galés en esta ocasión fue el delantero más clarividente de los blancos; en el centro del campo Modric fue quien llevó, como no, la manija secundado por un James, que le ayudó a ratos pero que está muy tristón. Más triste se puso cuando en el segundo periodo Benítez le sustituyó por Casemiro. El colombiano puso muy mala cara. Algo falla en la relación entre jugador y entrenador. Deben arreglar sus diferencias porque el colombiano es un valor importante para la causa madridista, y más en el momento de dudas que está viviendo el equipo. En el tramo final del encuentro nueva lesión muscular en el Madrid que hace ya la decimosexta. En esta ocasión cayó Carvajal que sufre una sobrecarga. La defensa queda en cuadro con Sergio Ramos, Marcelo y ahora Carvajal en el dique seco. En definitiva, trabajado triunfo del Real Madrid que a falta de brillo sudó la camiseta ante un Eibar admirable en el esfuerzo que le plantó cara al equipo madridista de principio a fin. Los blancos no enamoraron, pero al menos pusieron lo que se le debe suponer a un equipo de futbol: actitud y sacrificio. No terminan de convencer los blancos. Aún no tienen un estilo definido, pero en tiempos de confusión las victorias saben a gloria.  


EL MADRID SIGUE TRAUMATIZADO

    Uff!!!, susto final del Real Madrid en la ciudad ucrania de Lviv, donde pasó de ser un rodillo durante 78 minutos, a casi volver hacer el ridículo en los últimos diez minutos de partido frente al Shakhtar. Esos minutos finales estropearon lo que hasta ese momento estaba siendo un buen partido del Madrid que ganó por 3-4, pero que terminó pidiendo la hora. Como se puede explicar que un equipo como el Real Madrid, que iba ganado 0-4 a falta de doce minutos para finalizar el encuentro, lo termine con la angustia dibujada en el rostro de sus jugadores y siendo sometido por un Shakhtar muy mediocre. En apenas diez minutos se pasó del 0-4 al 3-4 en un abrir y cerrar de ojos. A punto estuvo el Madrid de volver a ser la risión de Europa. Le faltó, un instante. Ganó el Real Madrid, si, pero sigue siendo un mar de dudas.Cuando menos se esperaba, y al mínimo resurgir de su rival, volvió a mostrar esa inseguridad e incertidumbre de la que está haciendo gala esta temporada. Todo es producto del nerviosismo que está atenazando a este equipo que sigue sumido en la inestabilidad. Y más aun tras la deshonrosa derrota frente al Barcelona. Y eso que comenzó, jugando bien y dominando las facetas del juego. Benítez, después del fiasco táctico contra el Barcelona, volvió a ser él e introdujo caras nuevas. Algo que era de esperar porque cualquier cambio era justificable después de la debacle frente al Barcelona. Prescindió de Danilo,Kroos, Benzema y James y alineó un once más acorde con su ideario futbolístico. Casemiro volvió a ser el hombre de su confianza, el jugador que lo mismo vale para un roto que para un descosido. Fue el perfecto escudero de Modric, el alma del Madrid en la noche de Ucranía, que dirigió de forma magistral al equipo mientras que estuvo en el campo. Fue retirarse el croata en el minuto 62 de partido y desvanecerse el equipo de Benítez. Le sustituyó Kroos, quien continúa siendo un alma en pena. Nada hace bien. Ni defiende ni crea. Está hecho una calamidad. Kovacevic fue quien entró por James, caído en desgracia con Benítez por sus declaraciones en Colombia, donde dijo que el estaba bien para jugar pese a lo que decía el técnico madridista. A Isco lo situó en la banda derecha y la verdad que no estuvo demasiado afortunado. Con todos mis respetos para los muchos seguidores del malagueño, no termina de convencerme este jugador que más bien parece de futbol sala. Nacho, Pepe y Carvajal fueron otras de las novedades, dos, al menos, para cubrir las bajas de Marcelo y Sergio Ramos. La lesión de Varane provocó la entrada de Danilo, en la izquierda, y el paso de Nacho a la posición de central. LO que no entendí muy bien fue presencia de Casilla por Keylor Navas. Pero me dicen, que el costarricense anda con unas leves molestias de la contractura que padeció antes de jugar contra el Barça. Carvajal,demostró que debe ser el lateral derecho titular. No solo cuidó su banda derecha sino que fue el autor del gol de la noche, el tercero de su equipo, que fue una exquisitez por su ejecución. Lo bueno del Madrid en 70 minutos quedó en el limbo por el nefasto último cuarto, donde terminó asustado y acorralado La buena noticia para los blancos, independientemente de que ya estén clasificados para octavos de final de la Champions como primeros de grupo, es que regresó Cristiano Ronaldo tras un mes perdido en asuntos ajenos al Madrid que poco a poco está perdiendo la confianza en el portugués. Cada vez parece mas clara su salida del club blanco. Por lo que se ve, ya no está a gusto y se quiere marchar a final de la temporada. Cuentan las malas lenguas que ha estado reunido en esta semana, en la capital, con el presidente del París Saint Germain. Se vaya o no, esperemos que por el bien de su propio prestigio, siga siendo el hombre gol del Real Madrid. Al margen del buen partido de Modric, la otra buena noticia fue Bale, el asistente de Cristiano en sus dos goles y que demostró por enésima vez que debe jugar por la banda izquierda, donde es todo un un cañón. El partido contra el Shakhtar en términos de clasificación apenas tenía trascendencia, pero si era importante para ver la reacción del Real Madrid después de las alarmas que emitió el sábado. Y visto lo visto, diremos que continúan los nervios, la inseguridad y esas dudas que no termina de despejar tras el varapalo del clásico. El Real Madrid sigue en estado de shock postraumático.  


EL BARÇA HUMILLA AL REAL MADRID 

  De nuevo el Barcelona, seis años después del 2-6 volvió a exhibirse en el Santiago Bernabéu ante un Real Madrid que fue de todo menos un equipo de fútbol. Sin quitar méritos al Barça que ha hecho un partido redondo, pero la falta de actitud, de orgullo y de casta por no decir otra cosa más fuerte de los jugadores del Madrid ha favorecido la goleada (0-4) del Barcelona que humilló, y de qué manera, a su máximo rival, el Real Madrid al que deja en ruinas, y a Benítez al pie de los caballos. Fue un baño de los azulgranas a los madridistas de principio a fin en todos los sentidos:en anticipación, en presión, en ganas, en orgullo, y por supuesto en fútbol. Fue un partido de hombres, el Barcelona, contra niños, el Real Madrid que siempre llegaba tarde, y cuando llegaba no sabía que hacer... Fue un baile en su propia casa, ante su afición y contra su máximo rival que sale fortalecido, mientras que hunde en la miseria al Real Madrid de Benítez, que será el sacrificado. Porque Florentino Pérez, el gran culpable del desastre, saldrá de rositas. Echara al entrenador, dirá que se ha equivocado en la elección y hasta luego....¡¡ Ya está bien!!. Es hora que de una vez, este personaje con más defectos que virtudes para el Madrid, acepte las responsabilidades de sus decisiones y deje paso a otros que sepan de fútbol. Lleva años equivocándose en los fichajes, en la elección de entrenadores a los que ficha y echa sin criterio. No puede ser que un presidente con escasos conocimientos de fútbol sea el secretario técnico del Madrid. Al mismo tiempo que es un perdonavidas para los jugadores, a los que tiene sumamente mimados, sobre todo a sus estrellas. Pero como el señor Florentino Pérez tiene patente de corso en gran parte de la prensa deportiva, donde tiene simpatizantes a ultranza que de algún modo mantiene a cambio de especie que no dinero(ya me entienden), pues le bailarán el agua y el gran sacrificado será Rafa Benítez. No obstante, la afición ya no se deja engañar y más que contra Benitez, el Bernabéu gritó y pitó al presidente. La megafonia del estadio impidió que se oyese en toda su plenitud. Por supuesto que Rafa Benítez también sale muy mal parado de este partido. Tanto que estoy por asegurar que le va a costar su cargo. Y se lo tiene merecido por traicionarse a si mismo. Lejos de ser fiel a su ideario, hizo una alineación muy política. Hizo más caso a los postulados del que manda y a esa prensa que le está buscando las cosquillas desde que llegó, que a sus propios criterios y fracasó, alineando a un un equipo que en nada se parecía al que tenía en mente. La falta de personalidad le va a costar el puesto. Ya se lo avisamos y así va a suceder... Ha sido cobarde y está sentenciado. Los jugadores tampoco han ayudado al técnico madridista, que en efecto, se puede y se equivocó en el planteamiento táctico, pero es que hacia tiempo que no veía tanta falta de motivación, de actitud y de carácter en el Real Madrid. Y eso que era contra su máximo rival. Ya dije que el vestuario madridista no quería a Benítez y hasta que lo lo echen no van a parar.. Su despedida está muy cercana. Benítez no está siendo Benitez, y le va a costar caro. Se equivocó fiando la responsabilidad del juego en Kroos y Modric que siempre estaban a la misma altura, no presionaron y que fracasaron en la salida del balón. Casemiro hubiese dado más equilibrio a ese centro del campo donde claramente sobra el alemán que está pidiendo a gritos irse al banquillo. Benzema, por mucho que lo pida Cristiano, por sus problemas con la justicia francesa, no estaba para jugar; y el portugués, volvió a naufragar. Más vale que en lugar de enseñarnos sus músculos , nos enseñe lo fundamental en el futbol como es la entrega, la lucha y el sacrificio. Algo de lo que está careciendo la estrella del Madrid en los últimos partidos. Los centrales no estuvieron en su sitio nunca, sobre todo Sergio Ramos que no está para jugar. Si está mal de su hombro que se lo cure de una vez y deje paso a los que estén bien. De uno de sus despistes llegó el primer gol del Barcelona, obra de Luis Suarez. James, tampoco aportó mucho que digamos tras venir de jugar con su selección. Danilo, dio pena y Marcelo que acababa de salir de una lesión, no hizo acto de presencia. Después salieron Carvajal e Isco y nada cambio. Bueno si, Isco vio la roja directa por una patada infame a Neymar. En definitiva partido vergonzoso del Real Madrid que hizo un ridículo espantoso ante su afición que difícilmente le puede perdonar esta afrenta ante su máximo rival, que se paseó con un futbol total por el Bernabéu dando una lección y un autentico baño a los malcriados jugadores blancos que se saldrán con la suya para que echen al entrenador pero a costa de ensuciar la imagen del Madrid. No tienen perdón, porque el Barcelona, en efecto ha hecho un gran partido, pero es que su rival le ha dado todas las facilidades del mundo.El Madrid se acababa en la presión sobre la salida de la pelota, algo que los azulgrana jamás negociaron. Superada esa primera línea, para el Barcelona era como coser y cantar, nadie les estorbaba y llegaban al área madridista con suma facilidad.. La superioridad era táctica e individual. Ningún jugador del Madrid sobresalió, todo lo contrario que los del Barça que hicieron un gran ejercicio coral, con un Sergi Roberto, cuyos movimientos por la derecha sembraron el caos en este Madrid de pacotilla. Y para colmo, Messi estaba en el banquillo que no salió hasta la segunda parte cuando ya todo estaba atado y bien atado para los azulgranas.   El Barcelona pudo conseguir más de ese 0-4 final, si bien es cierto que el Madrid también pudo marcar algún gol pues Bravo hizo dos paradas de autentico mérito. Pero insisto, el resultado pudo ser de escándalo a favor del Barça que se va como un cohete dejando en una profunda crisis su rival de toda la vida. El futuro en el equipo blanco se adivina incierto. La afición ya no traga a su presidente que al descanso y al final del encuentro no se resistió a gritar: ¡¡Florentino dimisión!!. Esta misma afición entiende que Benítez está de paso y que puede ser destituido, pero que el mal está en las alturas. De ahí ese grito en contra de Florentino Pérez, que ha vuelto a cometer los mismos errores que cuando presentó su dimisión allá en el 2006. El mal llamado clásico ha dejado en la picota a todo el Madrid: a jugadores, entrenador y más que a nadie, al presidente que sale muy mal parado. Algo gordo va a pasar en Chamartin. “Creo que el Real Madrid necesita un cambio y tras haberlo analizado y meditado creo que es el momento oportuno de dejarlo. He malcriado a los jugadores”. No son palabras mías, son las que pronuncio Florentino Pérez el 26 de febrero del 2006 en la sala de prensa del Bernabéu , cuando presentó su dimisión. Ahora haría bien, en dejarlo.  


ADIÓS A UNA LEYENDA

 Ahora si, Raúl deja el fútbol. Dos décadas después de debutar en el Real Madrid con tan solo 17 años, el eterno siete blanco deja de competir por esos campos de Dios donde dejó la impronta de su saber estar tanto fuera como dentro del terreno de juego.   Y como no podía ser menos, se despide con otro titulo para salir por la puerta grande. El ex capitán del Madrid se despidió del fútbol ganando por 3-2 el titulo de liga con el Cosmos de Nueva York al Fury de Otawa y consiguiendo de esta forma la copa de la Liga de Fútbol Norteamericana (NASL), que es como una segunda división de nuestro país. Hasta última hora, Raúl, ese obrero del fútbol elevado a la máxima categoría, ha sido fiel asimismo, dejando hasta la última gota de su esfuerzo y de entrega. No importa que haya sido en un liga y equipo modesto como el Cosmos.. Eso poca importaba, era una final y tenía que ganarla. En el partido de su despedida había una pancarta que decía “Adiós leyenda”, una verdad como un templo porque tal ha sido la grandeza de este jugador que alcanza la categoría de leyenda viva de nuestro fútbol. Y es que después de más de mil partidos jugados, y más de 400 goles en los casi viente años que lleva en activo, le convierten en leyenda. Pero no solo por esas cifras sino sobre todo por todo lo que ha aportado en cuanto a coraje, entrega, competitividad y sobre todo en ese saber estar en todos los ordenes de la vida, y del fútbol en particular. No ha sido un diez en ninguna faceta del fútbol, pero si ha sido un notable alto en todos los ámbitos. Ha sido el mejor, con sus condiciones. No era el que mejor iba de cabeza, ni el que mejor regateaba, ni el más fuerte, ni el más veloz, ni el que más clase tenía, pero era el más listo y pillo de todos. Era el que mejor buscaba los espacios y la espalda a los defensas contrarios. Era un maestro de la anticipación y del desmarque, lo que le hacia llegar antes que nadie a ese hueco que parecía imposible para los demás. Era más listo que el hambre... Raúl nunca defraudó, no solo por su entrega, coraje y demás calificativos que se asocian al esfuerzo, sino porque hizo de la seriedad y del respeto una bandera que paseó por doquier. Todos le querían y admiraban,los suyos y los rivales. Guardiola, el factótum del Barcelona de los últimos años, y que no se caracteriza por su amor al Real Madrid, dijo no hace mucho tiempo, y sin ninguna duda que “Raúl es el el futbolista más importante de la historia del fútbol español”. Lleva razón. Diego Armando Maradona, el mejor futbolista que he visto jugar hasta este momento, llegó a decir que “Nadie hizo nunca más por el Madrid que Raúl”. Posiblemente, si exceptuamos a Paco Gento y Di Stéfano, lleve razón. LO que es indudable es que el siete del Madrid,Raúl, ha sido el jugador más importante de los últimos 20 años, no solo del equipo blanco sino del fútbol español. Se va a los 38 años dejando un curriculum envidiable: tres Champions, seis ligas, dos copas intercontinentales, la primera con ese gol del aguanís al Vasco de Gama que fue una oda a la inteligencia, al desmarque y a la definición; cuatro supercopas de España y una supercopa de Europa. Se va, después de 1041 partidos jugados y 427 goles marcados. Se va, dejándonos imágenes para el recuerdo como cuando mandó callar al Camp Nou; esos goles de cuchara que nadie hacia como él; la enorme carrera y perfecta gambeta que hizo para dejar sentenciada la octava Champions ante el Valencia, en París; esa jugada sobre la misma linea de fondo llena de regates que hizo posible la remontada ante el Atlético de Madrid, en el Calderón; el gol de picardía con la que empezó a ganar la novena en Glasgow.... Así podíamos seguir hasta aburrir... Raúl, el capitán del Real Madrid, siempre estuvo presente en las grandes citas del equipo blanco en Europa. La mística entre él y la Champions fue una constante. Hasta hace poco figuraba como máximo goleador del torneo. Messi y Cristiano le destronaron en cuanto a goles, pero no en presencia ni en protagonismo. Su destino está ligado al Madrid. En un futuro muy cercano volverá a su casa, para volver a ser un referente. No será ahora porque como ha dicho el propio Raúl, no es el momento. Pero tarde o temprano regresará. Veintiún años después, Raúl deja el fútbol. El delantero total, ese siete que fue un ejemplo de profesionalidad,pundonor,coraje y entrega se retira siendo un ejemplo donde se deben mirar los futbolistas de hoy en día. Eterno Raúl. Se va una leyenda.


EL SEVILLA DEJÓ EN CUEROS AL REAL MADRID

    El Sevilla dejó desnudo a un Real Madrid impersonal, sin alma , sin garra y sin poder de reacción que no es ni sombra de lo que fue. Parece otro equipo. ¿Donde está ese Real Madrid que se crecía ante la adversidad, que nunca se daba por vencido y que era vibrante en sus acciones? Respuesta, desaparecido. Está como su máxima figura, Cristiano Ronaldo, que lleva varios partidos ausente de futbol y de ganas. Es como si ya se fuese ido del Real Madrid por lo poco que está aportando en los últimos partidos. Lo del portugués raya ya en lo vergonzoso. Ha sido muy bueno, es un gran goleador pero le puede su narcisismo y egocentrismo. Ahora esos rasgos han crecido porque no está contento con Benitez por muchos motivos, sobre todo porque tuvo la osadía de decir que él no era el mejor jugador del mundo. Cristiano Ronaldo, se está comportando como un niñato malcriado. Nunca ha tragado al actual técnico, siempre prefirió a Ancelotti porque hacia lo que le daba la gana. No soporta jugar como delantero centro, posición en la que le ha colocado Benítez en los últimos encuentros y que no le gusta. Su enfado es mayúsculo y lo está demostrando en sus últimos partidos donde lo que predomina es la apatía, la indiferencia y la poca conexión con el grupo, que ya empieza a recriminarle su falta de actitud y su egoísmo. Es tanta su frustración (pobrecito), que se quiere ir del Real Madrid, como ha dejado caer por los gestos que hizo al entrenador y presidente del Paris Saint Germain. Se está dejando querer por el equipo francés. CR7 Solo piensa en él y está arrastrando al equipo y al entrenador Benítez. Hasta que no echen al técnico madridista no va a parar. Ya ya puestos, les diré algo que creo que va a pasar y no tardando mucho tiempo, salvo que haya una tregua: el vestuario madrididista en su gran mayoría no quiere ni le gusta Rafa Benítez, sobre todo a los dos pesos pesados como son Sergio Ramos y Cristiano Ronaldo. Estarían encantados con el regreso de Ancelotti. Y mucho me temo que tarde o temprano lo van a lograr. No tengo argumentos, es simplemente una apreciación personal. No les gusta el método de trabajo de Benítez, ni las charlas tácticas que en muchos casos son obsesivas y que cansan a los jugadores. En la mayoría de las veces, no le hacen caso en sus indicaciones como se puede comprobar durante los partidos a pie de campo Como pierdan el próximo día 21 contra el Barcelona en el Bernabéu, Benítez estará sentenciado. Rafa Benítez también tiene su parte de culpa porque no está teniendo la personalidad adecuada a su cargo. No puede ser la marioneta de Florentino Pérez. Se trata de un entrenador serio, trabajador y muy exigente, pero en el Real Madrid, su gran sueño, no está siendo él. Está más pendiente de agradar a las altas instancias que atender a sus propios criterios. Así no va a ninguna parte. Uno tiene que morir siendo fiel a sus principios y Benitez no lo está haciendo en el Real Madrid. Algunos juegan por decreto. Si Cristiano está mal, siéntelo..que Bale no debe jugar porque acaba de salir de una lesión y no obedece las ordenes de presión y de ayuda a los laterales, no lo saque. Que Kroos está como ausente, pues retírelo antes y de opciones a otros. James, que es lo mejor que ahora tiene el Real Madrid, debió jugar de titular en Sevilla. En cambio Pepe, ausente más de un mes por lesión, no está ahora mismo para quitarle el puesto a Varane que es de lo poco que se salva en la defensa. Y en cuanto a Danilo, como diría un castizo, es un coladero, que los equipos rivales ya conocen. Tras esta apreciación muy personal de lo que puede acontecer en el Real Madrid,vamos a lo que sucedió en Sevilla, donde los blancos que vistieron de negro,dejaron una pobre imagen. Posiblemente en la capital hispalense vimos las carencias de este Madrid que su guardameta Keylor Navas, con sus grandes intervenciones, tapó. El equilibrio por lo que se ve estaba en las manos de Keylor Navas. La ausencia del costarricense, vaya si se noto en el Sánchez Pizjuán. Casilla, le verdad sea dicha, estuvo muy desafortunado sobre todo en el primer gol. Pero no echemos la culpa al guardameta, la actuación de todo el equipo dejó mucho que desear. Empezando por Benítez, y terminando por la casi totalidad del equipo. De un plumazo, y de la peor forma posible, ha quedado hecha trizas la inmaculada estadística de la que tanto se ufanaba el técnico blanco. El líder imbatido, máximo goleador y menos goleado, fue ante el Sevilla un equipo apacible, indolente, sin chispa ni garra y sobre todo, sin alma. Y eso, que como viene siendo habitual, comenzó jugando bien, haciendo una media hora inicial muy aseada pero sin llegar a trasmitir ninguna pasión. Tocaba en demasía, era poco profundo pero a través del toque tenia llegada aunque no inquietaba tanto como pudiera indicar tanta posesión. Las ocasiones las tuvo el Madrid a balón parado como el gran disparo de Nacho al poste en la salida de un saque de esquina, y el gol de Sergio Ramos, un golazo de chilena, que vino de otro saque de esquina. No había entrado su magistral gol y ya estaba el defensa rabiando de dolor, tras caer sobre su hombro herido. Poco después no pudo aguantar más, y le sustituyó Varane.   A raíz de irse Sergio Ramos, el Madrid entró en barrena. Ya apenas existió, mientras el Sevilla fue creciendo frente a la apatía y falta de gas de un Madrid desnaturalizado, carente de garra y de ese espíritu irreductible que le caracterizaba. Poco antes de llegar al descanso, el Sevilla empató a uno tras otro saque de esquina que no fue bien defendido por Casilla ni por la defensa madridista. El italiano Immobile, a quien Emery tenía en el olvido, fue el autor del tanto. A partir de ese momento, el Sevilla creció y el Madrid bajó los brazos de forma inexplicable. Solo ofreció algún ramalazo que no tuvo consecuencias y donde pudimos ver la inapetencia de un Cristiano Ronaldo que desperdició hasta dos buenas ocasiones de marcar. En el segundo periodo, el Madrid ya apenas existió. Diría que fue un juguete en manos del equipo de Emery y de un jugadorazo ucraniano llamado Konoplyanka que hizo lo que quiso por la banda de Danilo y que destrozó a un Pepe desconocido que está falto de ritmo. Por ahí llegaron los dos goles restante de los sevillanos que rompieron definitivamente el partido y a un Madrid que era un encefalograma plano. No solo no jugaba al fútbol sino que le faltaba ese algo más tan necesario en el futbol, que es el alma, la pasión, la garra y jugar con esa rabia que ha desaparecido de este Madrid de juego plano. Parecen robots. James que entró sustituyendo a un gris Isco, fue lo único positivo del Madrid en Sevilla.Hizo más en los veinte minutos que jugó que Ronando en todo el partido. El colombiano maquilló  algo el resultado que no el juego, dejando el resultado final en ese inapelable 3-2 Naturalmente que se puede perder, pero no de la forma tan dolorosa que lo hizo el Real Madrid, que ha perdido el liderato para alegría de su máximo rival, el Barcelona, que está en su momento dulce y que dentro de quince días visitara el Bernabéu. Algunos ya están temblando, y otros esperan que sea el punto de partida de este Real Madrid que tanta dudas está levantando. Sea como fuera o reacciona el equipo blanco o Benítez tendrá sus días contados como entrenador del Real Madrid, si es que ya no está sentenciado. Porque ya se sabe, los jugadores son los que mandan y, en el Real Madrid, los pesos pesados del vestuario no quieren a Benítez.    


Penaltyexpulsión | Un blog de futbol por Alfonso Celemin
©2013